7,6

Miel (2010)

· 100min.

Tercera entrega de la "Trilogía de Yusuf"  tras "Huevo" y "Leche" que muestra los cambios sociales y económicos en las provincias de Anatolia desde la perspectiva de un niño.
No disponible en tu país

Sobre la película

Yusuf tiene seis años y acaba de empezar el colegio, donde aprende a leer y a escribir. Su padre Yakup es apicultor. Se adentra regularmente en los bosques para colgar las colmenas de los árboles más altos. El bosque montañoso está lleno de misterios para Yusuf, que disfruta acompañando a su padre. Hasta que un día las abejas desaparecen y Yakup decide adentrarse en el bosque para descubrir qué ha ocurrido. Oso de Oro en Berlín 2010.

Dirección y reparto

Dirección:
Semih Kaplanoglu

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Turco
Versión en Español
Audio: Español
Versión Original con Subtítulos en Catalán
Audio: Turco
Versión en Catalán
Audio: Catalán

Más información

Título original:
Honey
Género:
Drama
País:
Turquía
Estreno en cines:
28/01/11
Recaudación: 92.240,00 €
Espectadores: 14.636
Ver ficha:
IMDB

Un passeig per la natura, encara verge. Entrar en la quotidianitat d’aquells que en viuen d’ella. I el tempo de la pel·lícula d’acord amb el que ens mostra. Una relació paterno-filial molt especial. I un nen -Yusuf- per menjar-te’l a petons. Un bell poema preciosista però poc més.

Sublime, fotografía espectacular. Yussuf nos transporta a un paisaje natural digno de venerar. Las montañas, la vida rural conducida a través del niño nos muestran una parte de realidad del campo y sus relaciones culturales. La miel y la leche, símbolos de la religión islámica de la inocencia, fertilidad y amor, nos atrapan bajo su poesía visual.La mejor película que he visto. Lastima que haya empezado a ver la última de la trilogía.

(Editado)

Es una película maravillosa, toda la trilogía lo es, pero esta, que es la última en orden (aunque biográficamente pudiera ser la primera, pero no lo es) para mí es la mejor. El mundo desde los ojos de un niño, como en El espíritu de la colmena, pero mostrándonos la Turquía rural. De las mejores películas que he visto en los últimos años.

La composición de las escenas, epecialmente las exteriores, es lo más llamativo y hermoso de esta película, cuando el verde del bosque se mezcla con el púrpura de las flores y, mientras padre e hijo conversan, divisamos al fondo una cascada, bajando por la montaña. Miel es bonita y sinceramente me sorprende el Oso de Oro, en ocasiones me pregunté qué intentaba contar Kaplanoglu, si más allá de la vida rural, la escasez de miel y abejas y los sucesos del tramo final con el padre, hay parábolas y lecturas que se me escapan. Es decir, la historia que cuenta llega con menos fuerza que lo visual, lo paisajistico, lo cual no quita que sea una bonita y disfrutable película de ver.

¡Qué belleza!, el paisaje, la casa de la familia, el buen hacer del pequeño Yusuf. Ya he comentado en una de la trilogía la virtud de decir tanto con tan pocas palabras. Tanto y tan bello.

No acabo de entender la cronología, poniendo la última la infancia del protagonismo y en la primera con su madurez.

juanjotarin

Es una sutil invitación a mirar el mundo como lo hace ese niño, con curiosidad y asombro. Hermoso propósito en medio de tanto ruido y furia. Dulce como la miel que da titulo a la película

senimo

Bonita, a veces muy bella, pero no termina de coger tono la película... planos excesivamente largos .

(Editado)

De una belleza apabullante. El padre, la madre, el niño, forman parte de una naturaleza que se basta a sí misma y a la que no se le puede exigir la subsistencia. Todo es pasajero, y en ese sentido, precario. Planos para quedarse boquiabierto. Instantes que nos traen un recuerdo nítido de la infancia. El tempo de quien va descubriendo, día a día, las cosas. Aleluya por esta película.

(Editado)
radiocine

Interesante, hermosa, pero a la postre intrascendente, se convierte en una película bonita para ver, pero en la que el director no termina de darle el tono adecuado, no pudiendo justificar el tamaño o la duración de gran parte de los planos, que bien podrían haber sido más cortos o más largos y que en general concluyen con un cierto embeleso por el niño, que por cierto lo hace muy bien.

(Editado)
9

" Beautiful meditation on familial love and the mysteries of nature. (...) Measured and contemplative with a remarkable performance by Boras Altas, then 7, and superlative cinematography by Baris Ozbicer, the film will follow its predecessors in winning great appreciation at film festivals. It may also attract art houses with audiences interested in things bucolic and spiritual. "

Ray Bennett de Hollywood Reporter

8

" The final seg of self-styled Turkish auteur Semih Kaplanoglu's "Honey, Milk, Egg" trilogy. (...) The best-looking of the three and the most conventionally structured, this is still grindingly slow, content-light fare for card-carrying minimalists. "

Derek Elley de Variety

8

"Con una magnífica fotografía, de tonmos veermerianos en los interiores. Hay, en fin, sobrada sensibilidad y ternura como para merecer la visita"

Jordi Batlle Caminal de La Vanguardia

7

" Like the previous two installments, Egg and Milk, Honey is very beautiful and very studied, with a sometimes oppressive sense of directorial control. At the same time, however, film’s protagonist – who looks to be aged six or seven – is the most affecting of the three Yusufs we’ve seen so far and his story is the least subject to the symbolic baggage that weighed down parts one and two. The result is a measured, slow-moving film that invites its audience in with one arm and keeps it at a safe distance with the other. "

Lee Marshall de Screen

7

" Es probable que el director turco Semih Kaplanoglu haya visto y admirado El espíritu de la colmena. En Honey narra con sentido del intimismo, cierta poesía y demasiada morosidad la relación entre un hombre que vive de cazar abejas en medio de los árboles y su pequeño e hipersensible hijo. "

Carlos Reviriego de El País