7,5

Lunas de Hiel

· 134min.

Roman Polanski dirige esta historia donde los celos y la curiosidad sexual pondrán a prueba al feliz matrimonio formado por Hugh Grant y Kristin Scott-Thomas.

Sobre la película

Nigel y Fiona (Hugh Grant y Kristin Scott-Thomas) hacen un crucero para celebrar su séptimo aniversario de boda. A bordo conocen a la hermosa y atractiva Mimi (Emmanuelle Seigner) y a su marido Oscar (Peter Coyote), que está inválido en una silla de ruedas. Nigel empieza a sentirse atraído por Mimi, y Oscar, que se da cuenta, le propone que intente seducirla, pero antes le cuenta cómo eran las experiencias sexuales con su mujer antes de sufrir el accidente que lo dejó paralítico.

Dirección y reparto

Dirección:
Roman Polanski

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Inglés • Subtítulos: Español
Versión en Español
Audio: Español

Más información

Título original:
Bitter Moon
País:
Francia
Estreno en cines:
09/10/92
Recaudación: 1.952.106,83 €
Espectadores: 724.950
Ver ficha:
IMDB

Títulos similares

"Tenía un aire de frecura e inocencia, una mezcla casi desconcertante de madurez sexual e inocencia infantil que ablandaba mi corazón cansado del mundo y borraba la diferencia de edad que había entre ambos"Magnífico guión, como convertir las fantasías de un varón heterosexual hacia la belleza femenina en una trama absorbente sobre entre otras cosas la estabilidad que da el odio bien dosificado a las relaciones de pareja (y familiares?) He tardado demasiados años en verla y me ha encantado, pero.....ESE FINAL!!! Justo después de lo que podría haber sido un final de comedia cínica, un contrapunto delicioso a una naracción sólida grave y absorbente, Polanski opta por ... (no puedo decirlo, haría spoiler) un giro rocambolesco y no sé si moralista, tremendista o simplemente facilón.



Por cierto, aunque es un detalle menor, me ha sorprendido agradablemente tanto encontrar a Vangelis en la banda sonora como la juguetona selección de temas pop que jalonan la película.

(Editado)

Film exhibicionista y con pinceladas del mejor Polanski pero que peca, irremediablemente, de contar con un excesivo e innecesario metraje. Podían haberse perfilado con bastante más esmero los distintos desarrollos psicológicos de los personales. Algunos de ellos tenían mucho potencial, como el del escritor maniático o el encarnado por la propia Emmanuelle Segnier. Correcta película que se queda a las puertas de convertirse en un buen ejercicio de exposición estética y de ofrecer una panorámica amarga del declive de un amor anquilosado.



Lo más destacable: ese mal sabor de boca propio del cine de Polanski



Lo menos: el excesivo metraje y el desarrollo redundante y simplista en algunos planteamientos.

(Editado)
rafelpi

En principi, és una bona pel·lícula. Però...

No tan interesante como otras de Polanski... A pesar de haber hecho lo que hizo (en el plano personal), su obra nunca baja del notable. Siempre toca fibras, sentimientos y lugares recónditos del ser humano. Peter Coyote está inquietante como poco. Quizá la música de Vangelis no está tampoco muy inspirada.

es realmente buena,con excelentes interpretaciones de los protagonistas (quizá se queda un poco atrás Hugh Grant) y muy interesante a nivel psicológico desarrollando con profundidad la cuestión de las relaciones (tóxicas,muy tóxicas) de pareja.Pero por otro lado es demasiado larga,aunque sabe cerrar con propiedad.En resumen : bastante recomendable de ver.

Pd: eso si la banda sonora de Vangelis no me pareció ni remotamente destacable,tan solo cumple un cometido meramente funcional.

(Editado)

La he visto por tercera vez a lo largo de los años y todavía me deja impresionado por varios motivos. En primer lugar, por la química tóxica entre Coyote y Emmanuelle Seigner, que borda un papel que gira entre la entrega total y la perversión sofisticada. En segundo lugar, por la disección de ese monstruo extraño y polimorfo llamado amor, trufado de posesión, entrega, egoísmo, celos, ambivalencia emocional, ceguera o bien lucidez corrosiva y un largo, etcétera. En tercer lugar, por la disposición narrativa del relato cinematográfico, que incluye la baza del contraste con una pareja convencional que vive la travesía entra la mutación sentimental y el retorno al refugio aparentemente seguro de ese final, pero que podemos imaginar como un refugio ya contaminado para siempre. Y en cuarto lugar, porque Polanski consigue con esta película uno de sus trabajos más matizados y elaborados caminando sobre un territorio extremadamente resbaladizo.

(Editado)

Polanski lo volvió a hacer: un intenso filme que comienza como thriller erótico para acabar dándole al espectador una bofetada con la que se aprende una interesante lección. Peter Coyote y Emmanuelle Seigner ofrecen unas interpretaciones jugosísimas y memorables, en especial, la segunda, que juega a una interesante y creíble dualidad que te deja perplejo y sin saber por dónde te puede salir. Una femme fatale en toda regla. La escena del sensual baile de Seigner en camisón entre las velas es sensacional e imposible de borrarse de la memoria. Bendito seas, Polanski.