Los abrazos rotos
HD V.E. 127 min NOTA USUARIOS: 7,1 NOTA PRENSA: 7,7 NR < 12 años

Los abrazos rotos

director

Pedro Almodóvar

Nacionalidad

España

Año de producción
Estreno en cines
Recaudación

3.951.737,00 €

Espectadores

646387

Distribuidora

El Deseo

Género

Drama

Versión Remasterizada en Alta Definición. Una historia de amour fou, dominada por la fatalidad, los celos, el abuso de poder, la traición y el complejo de culpa. Una historia emocionante y terrible cuya imagen más expresiva es la foto de dos amantes abrazados, rota en mil pedazos. Una de las películas más metalinguísticas de Almodóvar.

Un hombre (Lluís Homar) escribe, vive y ama en la oscuridad. Catorce años antes sufrió junto a Lena (Penélope Cruz), la mujer de su vida, un brutal accidente de coche en la isla de Lanzarote que lo dejó ciego. Este hombre usa dos nombres, Harry Caine, lúdico seudónimo bajo el que firma sus trabajos literarios, relatos y guiones y Mateo Blanco, su nombre de pila real, con el que vive y firma las películas que dirige. En la actualidad, Harry Caine vive gracias a los guiones que escribe y a la ayuda de su antigua y fiel directora de producción, Judit García (Blanca Portillo), y de Diego (Tamar Novas), el hijo de ésta, secretario, mecanógrafo y lazarillo. Desde que decidiera vivir y contar historias, Harry es un ciego activo y atractivo que ha desarrollado todos sus otros sentidos para disfrutar de la vida, a base de ironía y una amnesia autoinducida. Ha borrado de su biografía toda sombra de su primera identidad, Mateo Blanco.

Premios Te la recomendamos para... Temas

Dirección y reparto

Títulos similares

Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es
  • Avatar de marlonsbrotha
    marlonsbrotha

    Volviéndola a ver, me ha dejado un sabor mucho mejor que la primera vez. El relato de una pasión destructiva, a tres bandas, filmado con gran elegancia y sobriedad. Guión milimétrico, actores sobresalientes. Me ha gustado mucho más que la primera vez que la vi. última gran película por ahora, superior a la aburrida La piel que habito o fallida Julieta.

    9.0 9 2016-04-16 16:48:17
  • Avatar de porqueyolovalg
    porqueyolovalg

    ¿Tenemos que negar la posibilidad de evolución de un artista, de un director de cine? Que no es el director de sus inicios, por supuesto. Un director, un artista, puede/tiene que evolucionar, no puede quedarse parado. Entonces no sería un artista, sería un auxiliar de oficina haciendo fotocopias todo el día. Gustará más o menos la película, que cada uno tiene sus gustos, pero decir que es mala porque las primeras son diferentes, es decir que no te gusta la noche porque de día te pones moreno. Sí que hay momentos irregulares, sostener dos horas de película es muy difícil, incluso para Almodovar. Pero creo que se puede ver muy bien y el resultado es bastante positivo.

    8.0 8 2013-12-23 00:24:28
  • Avatar de maxtarde
    maxtarde

    El comentario de luismanhattan me parece muy adecuado, no es una de las grandes películas de Almodovar pero tiene mucha poesía, ofrece nuevos registros y prepara nuevos caminos del director, es evidente que esta cambiando y en búsqueda. Es verdad que no tiene la frescura de sus inicios, pero ojo con las segundas partes. Creo que su capacidad por hacer cosas buenas está vinculada a que sean nuevas. Los actores me parecen muy ajustados y competentes. Los secundarios son maestros no lo podían hacer mal. Los protagonistas están bastante bien, incluida Penélope, La película a mi juicio se ve con gusto y se pasa un buen rato. No hace vibrar pero tiene su punto de emoción.

    2013-08-11 23:58:39
  • Avatar de mona78
    mona78

    La película con la cual Almodovar empieza a 'flojear' seriamente.. ¿Demasiado dinero?.. ¿Demasiada fama?.. Y la Srta. Pe cansa, cansa mucho..

    5.5 5,5 2013-07-14 21:16:55
  • Avatar de coda
    coda

    Qué pérdida de tiempo.

    1.0 1 2012-10-31 12:53:20
  • LLuís Bonet Mojica de La Vanguardia

    (...) puede desconcertar al público que aguarde otra vuelta de tuerca al estilo de Volver . Aquí se percibe un cambio de registro respecto a su cine anterior. Lo cual puede ser bueno para el futuro, pero algo desconcertante para ciertos espectadores. En este ejercicio -no siempre logrado, cabe decirlo- de cine dentro del cine, sólo encontrarán al Almodóvar previsible en la secuencia de la falsa película que se incluye al final, titulada Chicas y maletas . Un remake de Mujeres al borde de un ataque de nervios .

    6.2 6.2
  • Quim Casas de El Periódico

    Almodóvar ha concebido el filme a partir de distintas capas que se superponen, se diluyen o se hacen más duras. Y en esta ocasión la acción se desliza por épocas distintas a partir de una estructura muy elástica. Rota la linealidad, Almodóvar asume también la coralidad sin que se trate de una película de vidas cruzadas (...) Aunque el final se atropellen demasiadas explicaciones, es un filme de imágenes poderosas y perdurables (...).

    10.0 10.0
  • Àngel Quintana de Cahiers du Cinema

    El resultado final es el de una obra ambiciosa que evidencia una cierta nobleza del fracaso. A veces, las imágenes fagocitadas por la película nos recuerdan remotamente alguna cosa del cine Brian de Palma, un cineasta que convierte la imperfección en su principal virtud. Algo de esto se hace evidente en Los abrazos rotos , con la notable diferencia de que a Almodóvar le cuesta asumir las grandes virtudes de lo imperfecto.

    6.2 6.2
  • Carlos Boyero de El País

    Hay infinitas referencias y homenajes a varios clásicos del cine para que captemos el compartido y penetrante mensaje sobre la creatividad que plantean Almodóvar y sus colegas del alma. Y los sentimientos pretenden estar en carne viva, pero como si ves llover. Y lo que observas y lo que oyes te suena a satisfecho onanismo mental (...) La única sensación que permanece de principio a fin es la del tedio.

    5.0 5.0
  • Jonathan Holland de Variety

    A restless, rangy and frankly enjoyable genre-juggler that combines melodrama, comedy and more noir-hued darkness than ever before, the pic is held together by the extraordinary force of Almodovar's cinematic personality (...) Visually, the pic is an exquisite treat. Every richly hued wall is covered with eye-candy artwork, every doorway reps a second level of framing, and there is beauty even in the scattered contents of a drawer or in a pile of torn-up photos.

    8.8 8.8
  • Barry Byrne de Screen

    Ravishing in its artifice and outfitted with all of Almodóvar's stylistic tricks, this tale of desire, power, duplicity and fate is self-consciously steeped in noir conventions and provides Penelope Cruz with a sleek post-Oscar vehicle (...) It's symptomatic of the strain in Broken Embraces, which sees the clashing genres of noir, melodrama and comedy vie for supremacy, but it's a rollicking struggle that, in the hands of consummate ringmaster Almodóvar, is a joy to watch.

    8.8 8.8
  • E. Rodríguez Marchante de ABC

    Almodóvar ya no es, obviamente, un joven provocador, ni tampoco un autodidacta, pues ha decidido cultivarse, al menos en lo fílmico, tal vez con la esperanza de afianzar su carácter de autor. Sí, es más autor, pero a costa de la frescura, la inventiva, la ligereza, el humor... «Los abrazos rotos» es una película impostada, a la que se le van pegando según llegan los plumajes del género (melodrama, intriga, comedia, thriller...) y las obsesiones de su autor, más pendiente de que no se le caiga el puzzle que de que le llegue al espectador con la intensidad emocional que debiera.

    6.2 6.2
  • Boquerini de Imágenes de Actualidad

    La nueva película de Pedro Almodóvar es una historia coral, llena de saltos en el tiempo, que se mueve entre el melodrama y la serie negra, sobre un director de cine, ciego tras un accidente, que ajusta cuentas con el pasado (...) aunque el film bascule entre el drama y el cine negro, Almodóvar no renuncia a su humor tan característico, que aparece fundamentalmente cuando habla de cine, sobre todo en las escenas de Chicas y maletas .

    7.5 7.5
  • Sara Brito de Público

    La película funciona como un artefacto complejo que rinde homenaje al montaje, y que a la vez defiende la libertad del autor frente al productor y reflexiona sobre la naturaleza de la ficción.

    8.8 8.8
  • Alejandro G. Calvo de Dirigido por

    (...) su próxima película puede ser una de las importantes y todos lo disfrutaremos. Así que no vale la pena perder el tiempo alabando ésta desmerecidamente, para eso ya están el 90% de los medios escritos de este país.

    6.2 6.2
  • Jordi Costa de Fotogramas

    La película es una manifestación extremada de lo que podría llamarse el Barroco Almodovariano -concepto que quizás halló su plenitud en 'Hable con ella' y 'La mala educación'-, un juego de máscaras, tiempos, niveles narrativos y registros estéticos que, del primer al último fotograma, lleva grabada a fuego la identidad de su creador, pero bajo el que se discurre la fuerza de otra película posible, mucho más ligera de formas, menos enamorada de sus carreteras secundarias y sus desvíos argumentales, más inflexible a la hora de decidir qué tipo de discurso quiere ser.

    8.8 8.8
  • Carlos Reviriego de Cahiers du Cinema

    Como cineasta que confía el epicentro de su discurso a la fricción de los cuerpos y el poder de la palabra, el intérprete es su mayor aliado, más incluso que la cámara, que los decorados, que todo el impecable artificio (...) Es cierto lo que dijo Picasso: un artista siempre pinta la misma manzana. Y la manzana de Almodóvar no es otra que la ley del deseo (...) el diálogo más intenso, fructífero y revelador que practican sus ficciones es con ellas mismas. Aquí es con Mujeres al borde de un ataque de nervios (...).

    8.8 8.8
  • Sergi Sánchez de Time Out

    El model rossellinià és important en la mesura que subratlla el caràcter doble, d’imatge especular, d’una pel·lícula que, com tot bon melodrama, parla de la identitat, de la recerca desesperada d’un mateix en una fantasia de l’altre. Per això, Mateo Blanco (Homar) es transforma en Harry Caine i Ernesto Martel Jr. (Rubén Ochandiano), en Ray X: el pseudònim és una màscara encara més reveladora que el rostre mateix.

    7.5 7.5
  • Roberto Piorno de Guía del Ocio

    (...) cine que reflexiona sobre la propia naturaleza del cine, cine dentro del cine, un exorcismo de madurez en el que Almodóvar se disecciona a sí mismo en el laberinto de sus propias imágenes, en la encrucijada de sus propios anhelos como escultor de imágenes (...) En ese sentido "Los abrazos rotos" es una de las películas más ambiciosas y personales de Almodóvar (...) Y donde no llega la planificación portentosa y la lucidez del autorretrato llegan Lluis Homar y Penélope Cruz (sobre todo el primero), o el auxilio secundario de una Blanca Portillo y un José Luis Gómez más que inspirados.

    10.0 10.0
  • Peter Rainer de Daily Herald

    "Pedro Almodóvar, el guionista y director español, no hace películas como los demás. Esto no es siempre bueno. (...) Almodóvar tiene tanto talento que su nueva, sombría evolución en su trabajo, no debe ser descartada de inmediato. Nunca se sabe a donde puede conducir. Tiene algunos aciertos que demuestran genialidad, pero durante este proceso también ha perdido algo de sus cualidades distintivas. (...) como artista, Almodóvar debería ser más serio respecto a no tomarse demasiado en serio."

    7.5 7.5
  • Alberto Luchini de El Mundo

    En su decimoséptimo largometraje, Pedro Almodóvar confirma, sin ningún rubor, dos hechos que prácticamente todos conocíamos: que es un gran cinéfilo y que su narcisismo no tiene límites (...) Como de costumbre en el cine de Almodóvar, la puesta en escena es extraordinaria (las escenas de sexo están rodadas con una brillantez poco habitual por estos pagos) y la dirección de actores, magistral (...).

    7.5 7.5