Llamada para un muerto
Llamada para un muerto
Llamada para un muerto

Llamada para un muerto

The Deadly Affair

Audio y subtítulos

Versión en Español

Versión Original con Subtítulos en Español

dirección

Sidney Lumet

País

Reino Unido

Año de producción

1966

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Adaptación de una novela de John Le Carré, donde el célebre espía George Smiley tuvo que ser rebautizado como Charles Dobbs, ya que la productora, que había producido El espía que surgió del frío el año anterior, tenía los derechos del nombre del personaje. Detalle curioso que en nada afectaba la trama, adaptada además a la pantalla por Paul Dehn, el mismo guionista del film citado.
La película arranca con el supuesto suicidio de un funcionario británico, al que Charles Dobbs estaba investigando como posible espía comunista. En el Foreing Office quieren archivar el caso con esa versión, en que el hombre se habría quitado la vida al verse descubierto. Pero Dobbs va a seguir tirando por su cuenta del hilo de un par de pistas, con sorprendentes resultados.

Dirección y reparto

¿Cómo valoras esta película?

La película es interesante porque es de espías y aunque técnicamente esté bien y los actores son bastante buenos no me ha gustado. Lo que me ha decepcionado ha sido que el protagonista no es el mismo que en la novela - George Smily - Su actitud y su manera de investigar es diferente a Smily . Tampoco me ha gustado como muestran la relación entre Smily y su mujer. Todo demasiado explicito y vulgar. En las novelas de J. LeCarré apenas está insinuado lo que sucede entre ellos, solo vemos como influye en el caracter de Smily y eso es lo único que le humaniza.

21 noviembre 2015 (Editado)

El gran Sidney Lumet produce y dirige la adaptación al cine de la primera novela de John Le Carré. La habitual trama de espias en plena Guerra Fría sirve a Lumet para hablar del desengaño en la vida personal y profesional de un melancólico agente, interpretado por James Mason. Destaca tambien la fuerza interpretativa de una emotiva Simone Signoret. Un Londres gris y lluvioso sirve de escenario para un film interesante, con una banda sonora sesentera firmada por el gran Quincy Jones. Magníficos secundarios de la escuela inglesa.

23 julio 2015 (Editado)

Estupendo thriller sesentero, con las paranoias de la época que ahora parece remota. Estupendo reparto de actores y actrices maravillosos todos: James Mason y Maximilian Schell y su particular relación, Simone Signoret, mayor e impecable, la genial Harriet Anderson tocada para siempre por la mano de Bergman, y el entrañable Harry _Andrew. El entramado homosexual está tratado como se hacía entonces, me ha gustado mucho. En mi opinión ésta es una película de personajes con drama personal, y el trasunto del telón de acero es una buena excusa para explicar la turbulencia de aquellos años. Buena dirección de actores, buena fotografía y buen guión.

23 julio 2015 (Editado)

La peli tiene una fotografía casi espectacular, muy buena. Pero se me escapa donde se encuentra la homosexualidad en el tema. Quizá el protagonista tuvo un lío con little pero...está levemente sugerido y no vale la pena ver la peli por esto..es absurdo. Así se veía lo gay en los 60, como algo que esconder. Mejor sería no tocarlo, entonces. Por otro lado la cinta se debate entre la mediocridad y la excelencia durante todo el metraje, a falta de una emoción explicita que el espectador actual espera. Extraña y a la vez convencional en exceso. Rancia.

23 julio 2015 (Editado)
8.0

"La dirección de Lumet es ejemplar, no sólo por lo antes citado, sino por su puesta en escena, acorde con lo que narra. El ritmo del film es el perfecto, no decayendo en ningún momento, y hay varios instantes de supense muy bien logrados, que incluso pueden recordar al cine de Hitchcock. Cabe citar al respecto, la extraordinaria secuencia del teatro, filmada de forma milimétrica, y en la que no hay ni una sola palabra más allá de lo que se oye en el escenario. Una escena larga y tensa, donde curiosamente vemos reflejadas las verdaderas intenciones de todos los personajes en sus silenciosas reacciones."

Alberto Abuín de El blog del cine español