La Vida Dulce
La Vida Dulce
La Vida Dulce

La Vida Dulce

La Vida Dolça

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español

Versión Original

dirección

Marta Alonso

País

España

Año de producción

2012

Género

Documental

Sobre la película

Miguel es un panadero artesano de barrio, de los que quedan pocos, que ha anunciado un final amargo: el cierre de un establecimiento centenario, un símbolo para el barrio, para Palma y toda Mallorca. Ubicado en el casco antiguo de la ciudad, es uno de los últimos comercios tradicionales supervivientes en una barriada antes viva de un tejido comercial. Con más de 49 años de trabajo, se ha dedicado toda la vida, en cuerpo y alma, a repartir alegría y crear instantes de felicidad a través de sus dulces. Cientos de turistas y vecinos han disfrutado de sus dulces, e incluso clientes conocidos como el artista Miquel Barceló y los cantantes María del Mar Bonet y Joan Manuel Serrat. Seguramente, el éxito de la panadería Can Miquel recae en su dueño, Miguel Pujol, un personaje cálido, humano y con sentido del humor, pero a la vez descarado, sin pelos en la lengua y con una filosofía de vida, hoy, en peligro de extinción.

Dirección y reparto

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es
  • Lourdes Durán

    de Diario de Mallorca

    A partir de la primera secuencia, la cámara avanza hacia el retrato intimista de un hombre que cierra la verja del negocio, enfocando sus pies, ese lento caminar que tiene Miquel del forn por la enfermedad que le aqueja hace años. Ese avance de caracol es una hipérbole más en un documental que no cae en el sentimentalismo fácil sino que es un retrato fiel a toda una vida labrada a muchos grados de temperatura, la necesaria para hornear ¿cuántos panes, cuántas ensaimadas, cuántos cremadillos? Avanza como el carrusel de La Ronda de Max Ophüls, incluso se mete en su dormitorio mientras el protagonista duerme ayudado por un respirador. Es una de las imágenes más dramáticas de este documental que reitera que "la vida siempre es dulce, que siempre hay un momento dulce", dicho por el propio panadero.

    9.0 9.0