7

La Ofensa

· 108min.

Basada en una obra de teatro de John Hopkins y con Sean Connery de protagonista, el film está dirigido por el mítico Sidney Lumet ("12 hombres sin piedad", "Network")
No disponible en tu país

Sobre la película

El sargento Johnson (Sean Connery) es un imperturbable inspector británico de policía. En sus 20 años de servicio siempre ha procurado no identificarse con las tragedias que ha presenciado, pero su último caso le sacude emocionalmente de forma brutal. Tras encontrar a un sospechoso, éste será duramente interrogado por Johnson en un interrogatorio que tendrá graves consecuencias...Sidney Lumet nos presenta un thriller con una fuerte carga psicológica protagonizado por un espléndido Sean Connery y acompañado en el reparto por Trevor Howard y Vivien Merchant.

Dirección y reparto

Dirección:
Sidney Lumet

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Inglés
Versión en Español
Audio: Español

Más información

Título original:
The Offence
País:
Reino Unido
Estreno en cines:
30/04/74
Ver ficha:
IMDB
atticus88

Buff, con diferencia lo peor que he visto del gran Lumet. La película es tramposa y pretenciosa al máximo, puro envoltorio sin nada dentro, como los trucos de efecto. El inicio no está mal, es enigmático, pero en el momento en que detienen al sospechoso se convierte en un horror. Podría ser original en su momento, pero ahora muere de originalidad. Pensé que el duelo Trevor Howard vs Sean Connery la redimiría, pero ni eso. Lo que sí queda claro es que Sean es una bestia parda. Fallida, aburrida, muy, muy floja.

benoit75

Sidney Lumet, uno de los mejores directores de la historia del cine. Esta peli, poco conocida es una obra maestra.

elviraferal

Cine difícil de encontrar, más aún hoy en día. Película inquietante, muy bien estructurada y con grandes actores. Muy recomendable para los que aman el cine del maestro Lumet. Sorprendente Sean Connery.

(Editado)

Cuenta Sidney Lumet en sus memorias que "La ofensa" es una de las películas que mayor satisfacción artística le produjo. Financiada por el propio director en cooperativa con sus actores, Lumet prosigue con la disección de la negrura de la naturaleza humana, el verdadero gran hilo conductor de su carrera cinematográfica. Ambientado en la Inglaterra de principios de los años 70 del siglo pasado, el film muestra el abismo profesional y personal al que cae un policia trastornado tras veinte años de contacto con la pervesión del ser humano. Connery se deja la piel en una interpretación memorable. Película dura pero recomendable, con la mayoría de las obras de Lumet.

(Editado)

Decepcionante. Me esperaba mucho, y ciertos modos de tratar el tema y algunos imágenes sugerían que iba a encontrarme con una potente, sórdida y dramática historia de esas a las que Lumet nos tiene acostumbrados. Y sórdida ha sido (hasta el punto de desagradable), pero por lo demás, bastante floja, cuando no errática y desenfocada. Lo dicho, un poco decepcionante.

(Editado)

No me ha convencido como otras películas de Lumet, en realidad me he aburrido. Guión flojo, con tópicos facilones y sobreactuaciones de Sean Connery y del grandísimo Trevor Howard. Sórdida ambientación setentera, flash back reiterativos hasta el hartazgo, sonido chirriante que taladra el cerebro y una lentitud entre una escena y la siguiente casi insoportable. Ni triller, ni suspense, ni nada que no sea psicología de andar por casa.

(Editado)

La conversación con la esposa es vacía y tediosa y llena de frases sin significado (como toda la peli) propias de la pelis norteamericanas malas. Este es claramente cine norteamericano a pesar de su nacionalidad británica. La conversación conyugal, pretendidamente trascendente, entre dos seres vacíos, da el punto de inflexión donde el flin se convierte en un ejercicio pretencioso de psicología. Connery muy bien, por encima del flin. La peli es desagradable pero inofensiva, puesto que está vacía de contenido. Lo único que al espectador honrado le interesa (quien es el culpable del crimen) se le escamotea con distracciones de psicología barata. La conversación con un gran Trevor Howard es amena, pero tb queda en nada. Lo único inteligente de todo el teleflin es una frase que pronuncia el acusado, "uds los polis creen que son diferentes, que los crímenes solo los cometen los otros, que solo los demás piensan en esas cosas" La "realidad" es una proyección de lo que no queremos para nosotros, y nada de lo humano nos es ajeno. Pero para hacernos ver esto no hacen falta 108 minutos de trucos y vaciedad absoluta. He dicho. (Por otro lado la peli está bien, pero ni climax ni suspense..)

(Editado)
9

"Sidney Lumet mène le film avec une immense intelligence, jouant sur le réalisme des lieux, sur une attention constante portée au quotidien, tout en ponctuant le récit d'inserts visuels violents et en défragmentant le montage de manière quasi expérimentale"

Olivier Bitoun de eFilmCritic