7,4

La importancia de llamarse Oscar Wilde

· 103min.

El actor Rupert Everett firma el trabajo de su vida, dirigiendo e interpretando este biopic que narra la caída en desgracia del legendario escritor Oscar Wilde.

Sobre la película

El actor Rupert Everett firma el trabajo de su vida, dirigiendo e interpretando este biopic que narra la caída en desgracia del legendario escritor Oscar Wilde.

En la habitación de un hotel de París, Oscar Wilde (Rupert Everett) yace en su lecho de muerte cuando el pasado lo invade, transportándole a otros tiempos y otros lugares. ¿Fue alguna vez el hombre más famoso de Londres? ¿O fue el artista crucificado por una sociedad que un día lo adoró? Ante la angustia de la muerte, Wilde repasa el intento fallido de reconciliarse con su sufrida esposa Constance (Emily Watson), su fatal relación amorosa con Lord Alfred Douglas (Colin Morgan) y la calidez y devoción de sus amigos Reggie Turner (Colin Firth) y Robbie Ross (Edwin Thomas), quienes intentaron salvarle de sí mismo. La importancia de llamarse Oscar Wilde es un retrato del lado oscuro de un genio que vivió y murió por amor en los últimos días del siglo XIX.

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Inglés • Subtítulos: Español y Catalán
Versión en Español
Audio: Español

Más información

Título original:
The Happy Prince
Géneros:
Drama, Biopic
Recaudación: 86.500,00 €
Espectadores: 14.038
rafelpi

Pel·lícula molt fidel als darrers anys tortuosos de Wilde. El mèrit de Rupert Everett és haver superat la temptació de divagar més per la vida de l'escriptor i centrar-se totalment en l'objectiu de la seva pel·lícula. (Que, per cert, es repeteix l'abominació de la traducció espanyola del títol original) Un molt bon treball.

(Editado)

La interpretación de Rupert Everett es reseñable y la estética y la dirección también me lo parecen. La historia elegida , sin embargo, me parece escasa para un personaje tan genial como Wilde. La de Stephen Fry me pareció más acorde con la realidad de Wilde, con diálogos más mordaces , inteligentes y sarcásticos.

Hermosísimo proyecto personal del actor Rupert Everett, que llevaba años intentado hacer realidad esta película.Él es Oscar en su etapa final y lo encarna a la perfección. Es imposible no emocionarse al contempla lo que la cárcel y la hipocresía de la sociedad habían hecho con él. Sería aconsejable que leyeran "De profundis", tras ver esta excelente película.

Rupert Everett, en una muy buena actuación, nos despliega un Wilde quizás menos genial de como nos lo imaginamos (quizás porque obviamente está muy castigado por la vida) pero que mantiene su cinismo y su alma de bon vivant.

Preciosa película, con una tristeza existencial durísima. Muy bien hecha.¿ Hay alguna relación con Rupert Everett y Edward Everett Horton?. Felicidades a Filmin por su buen criterio a la hora de elegir buen cine y mejores series. Gracias por todo. Ahhhhh!!!! obligatorio verla en versión original!!!

(Editado)
hefest

Everett está espléndido y la ambientación de esa época final de Wilde, aunque romántica, es preciosa. Me ha gustado mucho que el argumento se desarrolle en torno al cuento del Príncipe Feliz y me parece ridículo que su título original, precisamente "The Happy Prince", se haya traducido al castellano por el facilón de "La importancia de llamarse Oscar Wilde". Imagino que será consecuencia de la ignorancia y el desconocimiento de la obra de Wilde y la literatura en general en la sociedad actual, más concretamente en la española, sumida en un aborregamiento futbolero y politiquero.

(Editado)