8

La hora del lobo

· 90min.

Ingmar Bergman bajo la influencia del terror gótico en una de sus obras más pesadillescas protagonizada por la leyenda Max Von Sydow.
No disponible en tu país

Sobre la película

Ingmar Bergman bajo la influencia del terror gótico en una de sus obras más pesadillescas protagonizada por la leyenda Max Von Sydow.

El artista Johan Borg y su mujer, Alma, viven en una isla cerca de la costa. Johan sufre pesadillas que dibuja en su cuaderno de bocetos.  Una mujer visita a Alma y le incita a leer el diario de Johan. Al hacerlo, Alma se entera de que Johan se ha reencontrado en la isla con Verónica Vogler, una mujer con la que compartió años de su vida.

Dirección y reparto

Dirección:
Ingmar Bergman

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Sueco • Subtítulos: Español
Versión en Español
Audio: Español • Subtítulos: Español

Más información

Título original:
Vargtimmen
Géneros:
Clásicos, Thriller
País:
Suecia
Estreno en cines:
21/12/05

Títulos similares

miguelvalentin

Sorprendente descenso a los infiernos de la moral humana, con momentos de enorme imaginación y belleza plástica.

A partir del miedo más primario y universal, el terror a la oscuridad, Bergman logra en 'Vargtimmen' conectar con el espectador y hacerle partícipe de sus temores. Y, aunque caben bastantes interpretaciones, el principal quebradero de cabeza del director sueco es, creo, el de la creación artística y sus derivados. Así, en esas pesadillas donde la amenaza se presenta con forma de mecenas, una burguesía o clase aristocrática que parasita al autor, los monstruos no son más que personas capaces de quitar el sueño incluso a la luz del día y en espacios no precisamente claustrofóbicos. El otro gran tema de la película es el de la descomposición de la pareja. Esta es, quizás, la parte menos interesante, pero resulta igualmente disfrutable gracias a Max von Sydow y Liv Ullmann y a las imágenes, bien sobrexpuestas o apenas iluminadas, de un Sven Nykvist que parece obsesionado en hacer del Fårö inherente al propio Bergman el lugar a donde van a morir o hacerse corpóreas todas sus obsesiones.

Excéntrica y perturbadora. Sicológicamente extenuante. El insomnio de Jhoan creo que es lo que le lleva a la locura, arrastrando su vida a un cuento de terror inventado por él en el que agrupa sus fantasmas, su pasado perdido y anhelado y su fracaso. Película visualmente bella. Bergman puede gustar o no pero no deja indeferente.

(Editado)

Solo Bergman podía llegar a los rincones más oscuros del alma de un hombre de una forma tan bella y espléndida.

Me ha costado adentrarme en la espesura del argumento más que en otras películas de Bergman. Supongo que se necesita de un segundo revisionado. Es una acierto la atmósfera creada, el halo onírico que se respira en todo momento, la pesadilla como eje vertebrador. Hay momentos que se te quedan grabados en la retina como una bofetada después de verlos, como el niño vampiro o el roce necrofílico expuesto en primer plano con Ingrid Thulin. Pero repito, creo que es una película que necesita de una segunda vuelta para poder apreciar todo su esplendor en las sombras.

(Editado)

Es teatro en estado puro en el espacio del cine. Liv Ulman, con esos primerísimos planos en blanco y negro, nos hipnotiza con esa su mirada hacia una eternidad inquietante: penetrando el interior profundo de cada uno de nosotros. ¡Qué pedazo de actriz, ya tan joven! Max Von Sydow interpreta con un 10 una angustia delirante. ¡Cómo me gusta el blanco y negro! La luz, la sombra, ese transcurrir pausado de las escenas a través del desasosiego de los personajes. Y ese hablar respirando poco a poco. Y esos efectos sonoros sumamente expresivos, enganchados a modo de collage en algunos momentos claves de las escenas ¡Qué grande, Ingmar Bergman! La generación joven tendría que empaparse de este cine. (Medea)

(Editado)
8

"Ingmar Bergman's Hour of the Wolf" is the sort of highly personal film that needs to find its own audience; the average cross section of moviegoers won't like it, I suspect. It's a difficult film, and not altogether a successful one. Bergman requires a creative act of imagination from his audience, the same sort of suspension of disbelief that Disney asks the kids to make for "Snow White." But the adults in the audience I observed didn't seem up to the effort. They snickered and whispered and made boors of themselves. For his theme, Bergman has borrowed from the materials of Gothic legend. His hero is an artist (Max Von Sydow), alienated from society, who lives on an island with his pregnant wife (Liv Ullmann). On the other side of the island there is a castle inhabited by a baron and a menagerie of perverted friends. At night, the artist is haunted by insomnia, paranoia and strange dreams."

Roger Ebert de Chicago Sun Times