4,9

La historia de la humanidad

· 96min.

Una aparatosa y rimbombante producción de Irwin Allen en la que Hedy Lamarr hace de Juana de Arco, Harpo Marx de Isaac Newton y Virgina Mayo de Cleopatra.
No disponible en tu país

Sobre la película

Una aparatosa y rimbombante producción de Irwin Allen en la que Hedy Lamarr hace de Juana de Arco, Harpo Marx de Isaac Newton y Virgina Mayo de Cleopatra. 
Una locura que no llegó a estrenarse en España por lo mal que quedaban los españoles en esta fantasía historia. 

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Inglés

Más información

Título original:
The Story of Mankind
Géneros:
Clásicos, Comedia

Desde luego es una rareza ver en color a los hermanos Marx, pero es el gran Vincent Price el que brilla por encima de todos (también en sus argumentos porque acabé deseando que estallase la bomba H). Bueno, por Hedy Lamarr no.

Desde el punto de vista cinematográfico, la película es floja. La mayor parte de las apariciones de los actores son cameos, sin que apenas se pueda vislumbrar lo que les hizo grandes. Al final, se queda en un repaso histórico sin más, con poca fuerza narrativa.



En cuanto a la historia narrada en sí, no son tan discutibles los hechos como la forma de juzgarlos. Hay momentos en que te sientes más cerca del diablo que del representante de la humanidad: sólo una mente muy religiosa podría aplaudir el goce con el martirio de tus compañeros, o incluir las guerras de religión entre los puntos positivos de la humanidad. Las menciones a Edison o Graham Bell resultan controvertidas. Y a la afirmación de que la colonización británica de América fue humana la rebate el diablo con total facilidad. En definitiva, aparte de ser una peli con pocas ambiciones dramáticas, está lastrada por la mentalidad de la época.

Es considerada una de las peores películas del viejo Hollywood. Tanto que ha quedado como una obra de culto a los que reivindican un cine a lo Ed Wood. Lo mejor es sin lugar a dudas Vincent Price, que pone el cincismo y el sarcasmo a la historia. Lo peor es que la propia película se tome en serio a sí misma. A mí me ha gustado.