8,2

La herencia del viento

· 123min.

Insuperable duelo de actores entre Spencer Tracy y Fredrick March en este aclamado drama judicial basado en uno de los juicios con más repercusión del siglo XX en Estados Unidos
No disponible en tu país

Sobre la película

Insuperable duelo de actores entre Spencer Tracy y Fredrick March en este aclamado drama judicial basado en uno de los juicios con más repercusión del siglo XX en Estados Unidos. En el verano de 1925, en el estado de Tennessee, en la pequeña localidad de Dayton, un profesor va a ser juzgado por enseñar la teoría de la evolución de Darwin a sus alumnos. Las contrapuestas teorías del darwinismo y el creacionismo son los dos polos opuestos que enfrentan en una explosiva batalla de creencias al abogado Henry Drummond (Spencer Tracy) y al líder ultraconservador Matthew Harrison Brady (Fredic March). Con Gene Kelly en un papel dramático, mostrando un inédito sarcasmo como periodista que apoya las ideas evolutivas, esta adaptación de la obra de teatro de Jerome Lawrence y Robert E. Lee fue candidata a cuatro Oscars en las categorías de mejor actor (Spencer Tracy), mejor fotografía, mejor montaje y mejor guión adaptado. Además también fue elegida mejor película para el público joven en el Festival de Cine de Berlín en 1960 y ganadora del Oso de Plata en el mismo certamen (Fredric March)..

Dirección y reparto

Dirección:
Stanley Kramer

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Inglés
Versión en Español
Audio: Español

Más información

Título original:
Inherit the Wind
Géneros:
Drama, Clásicos
Ver ficha:
IMDB

Los personajes, el juicio en sí, es guiñolesco, como si se tratara de una parodia teatral, aunque los diálogos son excelentes, y algunas sentencias también. La idea de la película de contraponer ciencia y desarrollo intelectual a inmovilismo cavernario es siempre interesante. Razón de más cuando creacionismo y evolucionismo se siguen enfrentando hoy en día, en Estados Unidos. Pero un tema tan interesante pierde fuerza ante esa concepción cinematográfica que a mi me ha resultado, en muchos momentos, ridícula. El final no hace sino conformar esa sensación

Obra maestra. Dialogos, escenas y planos en paralela consonancia a los valores que transmite. Gran sabiduría cinematográfica para comunicar el conflicto del eterno debate entre la razon de ciencia y la fe de la religion, donde cada personaje nos envuelve en su universo tan lleno de razon como de fe.Valiente y soberbia para su epoca y contexto, sigue siendo aleccionadora para mirarnos a nosotros mismos más allá de las apariencias, para deshacernos de nuestros prejuicios y estereotipos, para conectar con las personas más allá de nuestras profesiones y creencias. Un invitacion a buscar la compatibilidad y el equilibrio entre la ciencia y la fe.

(Editado)
atticus88

Fallida película a la que le faltan unos cuantos hervores, aunque resulta entretenida por momentos . El duelo interpretativo entre Spencer Tracy y Fredich March, dos pesos pesados, podría haber brillado, pero no lo hace, Tracy está desorientado y March pasado. El arranque es bueno, parece un western, en cuanto a espacios. Esos planos generales me recuerdan cómo no, a "High noon", que el propio Stanley Kramer produjo. Se le puede achacar falta gravedad, y cierto maniqueísmo en algunas partes, como si la película no se creyera a sí misma. Al personaje interpretado por Gene Kelly le falta credibilidad y le sobran sentencias. También queda algún personaje desacertadamente cerrado, como el del reverendo. Ese epílogo final, metido con calzador, no se puede creerse a que lo pronuncie el sabio y elocuente Spencer Tracy , metiendo en un mismo barco "El origen de las especies" y la Santa Biblia, sugiriendo su convivencia pacífica. En fin, la historia de lo que pudo ser y no fue.

(Editado)

Una verdadera delicia. Standley Kramer te enseña con esta película, también con Vencedores o vencidos, una gran lección de filosofía y sociología. Trata grandes cuestiones como la libertad del individuo, las personas que creen conocer la verdad y deben imponerle al resto sus ideas, la colisión entre la ciencia y el progreso con las religiones, etc.. Obra maestra imprescindible.

Muy superada por el tiempo, algo maniquea. Hoy el fanatismo de los creacionistas lo exhiben los anticlericales. La interpretación muy buena, y el mensaje final también.

Ayer vi un cuadro muy famoso, "La vieja friendo huevos". Pero como soy vegano, pues no me gustó nada.

(Pues así con las películas... Es cansino de berdaz)

Es curioso cómo seguimos valorando las obras de ficción por el mensaje que transmiten, o que parecen transmitir, en lugar de por sus méritos artísticos. Si esta peli (que es muy buena) tuviera los personajes cambiados y ofreciera la victoria argumental al conservadurismo religioso, los mismos que la ensalzan hoy la estarían denostando con fervor. Asín somos los seres shurmanos. Y asín se lo hemos contado.

Aprendemos poco, mal y despacito.

patsapel

Una peli que hay que ver, un testimonio contra el fanatismo.

(con puntos graciosos por la presencia de Gene Kelly y el protagonismo de Kramer)

10

"This statement by Karl Marx admirably serves two functions: (1) It describes the difference between the two times the teaching of Darwin's theories were put on trial in this country, in Tennessee in 1925 and in Pennsylvania in 2005; (2) Because it is from Karl Marx, it will automatically be rejected, along with the words to follow, by those who judge a statement not by its content but by its source. That is precisely the argument between Darwinism and creationism. Stanley Kramer's "Inherit the Wind" (1960) is a movie about a courtroom battle between those who believe the Bible is literally true and those who believe, as the Spencer Tracy character puts it, that "an idea is a greater monument than a cathedral.""

Roger Ebert de Chicago Sun Times

9

"Tracy and March turn in superlative performances, each trying to upstage the other. The film retains a healthy tension despite its theatrics and downside caused by a weak sub plot. "

Dennis Schwartz de Ozus' World Movie Reviews

9

"History repeats itself, the first time as tragedy, the second time as farce. This statement by Karl Marx admirably serves two functions: (1) It describes the difference between the two times the teaching of Darwin's theories were put on trial in this country, in Tennessee in 1925 and in Pennsylvania in 2005; (2) Because it is from Karl Marx, it will automatically be rejected, along with the words to follow, by those who judge a statement not by its content but by its source. That is precisely the argument between Darwinism and creationism. Stanley Kramer's "Inherit the Wind" (1960) is a movie about a courtroom battle between those who believe the Bible is literally true and those who believe, as the Spencer Tracy character puts it, that "an idea is a greater monument than a cathedral.""

Roger Ebert de Chicago Sun Times