8,1

La Flor - Parte 2

· 312min.

Una obra magna de 14 horas firmada por Mariano Llinás que, en tres partes, nos propone un viaje por el mundo (geográfico y del cine) con homenajes a géneros y autores, obvios y ocultos.

Sobre la película

Disponible solo durante el tiempo que dure el Estado de Alarma en España por la crisis del COVID-19, de momento, y mientras no se anuncie su demora, hasta el 21 de junio.

Las tres partes de "La flor" nos proponen un viaje por el mundo (geográfico y del cine) con homenajes a géneros y autores, con citas, referencias obvias y ocultas. Las historias son de lo más variadas (momias precolombinas, cantantes melódicos, organizaciones secretas, espías, brujas, gauchos, cautivas y un largo etcétera), hay por momentos una estructura de cine dentro del cine (con Walter Jacob como alter-ego del director e incluso con el propio Llinás apareciendo varias veces en cámara comentando la evolución del proyecto con guiños directos al público), mucho film noir, melodrama romántico, comedia negra, espíritu de clase B, musical, western… Hay, como dijimos, hermosas y melancólicas imágenes en trenes o bellísimos desnudos en un episodio de corte experimental y pletórico de lirismo como el de las cautivas que contrastan con otros momentos grotescos como cuando las actrices “pelan tetas” sin justificación alguna. (Otros Cines).

Un complejo narrativo integrado por seis narraciones independientes y sucesivas. El punto de unión entre ellas es que en cada una de dichas historias actúan las mismas cuatro actrices: Pilar Gamboa, Elisa Carricajo, Laura Paredes y Valeria Correa. El universo de dichas ficciones es radicalmente diferente de un episodio al otro; se busca esa diferencia extrema. Asimismo, los personajes que las cuatro actrices representan en cada uno de dichos relatos aspiran a la misma variedad. Pilar Gamboa puede ser una hechicera en el primero, una cantante pop en el segundo, una espía muda en el tercero, la misma Pilar Gamboa en el cuarto, ser apenas un personaje secundario, casi invisible en el quinto y reaparecer como una cautiva escapada de los toldos en la pampa brava del siglo XIX en el sexto. Lo mismo con las demás.

Esta segunda parte la compone una historia sobre un grupo de espías que deben secuestrar a un hombre, sin saber que su empleador ha enviado a otro grupo de asesinas para sacarlos del medio. Es la historia más larga de todas (seis horas), y aquella en la que la película comienza a priorizar el retrato de los personajes por sobre la trama, a la que solo se le concede la atención requerida.

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español

Más información

Título original:
La Flor
Géneros:
Thriller, Drama, Comedia
País:
Argentina
namaste

Épica! y la narración subyuga. Cierto que es mucho metraje pero puedes dosificarlo para digerirlo mejor y el banquete lo merece. No hay que pedirle una rigurosa coherencia, aunque la hay, y tienes que estar dispuesto a dejarte seducir por esa cadencia en el relato, la serenidad de sus planos y esa pléyade de actrices que consiguen fascinarnos con sus historias de espías misteriosas e hipnóticas... Gran trabajo el de esa flor por parte del director (y, de paso, gracias a Filmin :)

(Editado)

Al inicio de la trilogía, Mariano Llinás nos presenta, a modo de prólogo, lo que parece que va a darle sentido al conjunto de su gesta: la estructura. Ese va a ser el gran ejercicio, acompañado de una realización impecable. En este sentido, la estructura de esta segunda flor, viéndola como una parte independiente del resto, no me acaba de convencer. El troceo que hace de la historia que cuenta, convirtiendo en subtramas el pasado de cada una de las protagonistas para relatar lo que yo creo que es el objetivo argumental: el mal de la 'Mosca Tse-Tse'; me resulta excesivo. El problema para mi es que las cinco horas me han pesado mucho. Pero mantengo mi expectación por la tercera parte, ya que el cine de Llinás es muy bueno.

Esta segunda parte de espias despliega en mi opinión la tesis de toda la película y le da todo su sentido. Tiene partes excelentes y otras que me cargan, pero para mi es desde luego un salto con respecto a la primera parte, que se me hizo muy cuesta arriba.

Excelente puente para atravesar la historia del noir de la mano del pulp tarantineano y la mirada borgeana de un Sur argentino que parec no dejar de describirse desde la última visión de las poblaciones que Fierro y Cruz hicieron en el poema de Hernández. Dan ganas de escribir, pintar, filmar luego de ver esta segunda parte que, sin dudas, es la que tiene más entidad de las tres. Un monumento a la intermedialidad filmoliteraria.

Esta segunda parte destila la autocomplacencia del director, manifiesta en la voz en off. Gran decepción respecto a la intrigante y original primera parte. Nadie aguantará esta segunda parte si no es por orgullo intelectualoide. Se le fue la mano en todo: largos planos insulsos sin trabajo temporal, historias rocambolescas sin rizoma, narratividad pagada de sí misma, ironía del género ya sin gracia, interpretaciones de tonalidad tristemente simplona, etc. Veremos la tercera, ahora con más suspicacia.

10

"Monumental y apasionante. No hay límites, prejuicios ni moderación alguna en la desconcertante, apabullante y finalmente fascinante épica de Llinás."

Diego Batlle de La Nación

10

"Epica por donde se la mire, compleja, fascinante y con momentos de impactante belleza, se trata de uno de los filmes más asombrosos y memorables de la historia del cine argentino."

Diego Lerer de Micropsia

10

"Llinás inventó otro magnífico artilugio cinematográfico, lleno de porosidades y asperezas, de zonas de confort y saltos al vacío, de caprichos y también de bellezas."

Diego Brodersen de Página 12