6,5

La cuestión humana

· 135min.

Simon trabaja como psicólogo en el departamento de recursos humanos de una gran internacional petroquímica. Su labor consiste en la organización de raves y juegos de rol donde los jóve

Sobre la película

Simon trabaja como psicólogo en el departamento de recursos humanos de una gran internacional petroquímica. Su labor consiste en la organización de raves y juegos de rol donde los jóvenes empresarios son llevados a la extenuación para detectar sus flaquezas y aptitudes. La fría y calculadora vida de Simon se ve alterada cuando, un día, uno de los directivos le encarga una misión confidencial: investigar al director general de la empresa, al que creen perturbado mentalmente. Inmerso en una extraña conspiración, Simon irá viendo cómo su existencia se va resquebrajando, invadida por los ecos de un pasado siniestro que le harán enfrentarse a la "cuestión humana".

Dirección y reparto

Dirección:
Nicolas Klotz

Premios y nominaciones

Más información

Título original:
La question humaine
Género:
Drama
País:
Francia
Estreno en cines:
14/11/08
Recaudación: 86.573,30 €
Espectadores: 13.254
Ver ficha:
IMDB

Entre tanta crítica hostil, una que aboga por el valor de esta cinta. La cuestión humana es una de esas cintas que se hacen necesarias por lo que trata de reflejar. Su mirada, la del personaje interpretado por Amalric, es desconcertante, turbia y confusa. Pero es así seguramente porque habla de hechos desconcertantes, turbios y confusos. Y porque no trata de explicar cómo son las personas ni sus historias sino más bien de hacer que nos sigamos preguntando qué cosas podemos llegar a hacer.

(Editado)

Una película que golpea la conciencia del espectador. Una joya realmente.

(Editado)

Una joya? Para eso me pongo un excremento en la oreja y lo llamo pendiente...¡Quitadlo ya de esta categoría y ponedlo en "películas que te arrepentirás de haber comprado"! Sádicamente lenta historia: un psicólogo de ojos saltones trabaja en una usina petroquímica donde los directivos aprovechan ser hijos de nazis para seguir haciendo pasta con derivados modernos del Zylon-B. Cutre giro de guión hacia el tipo de gancho emo "amantes del Holocausto" que no conmovería más que a gente que no haya visto la imprescindible "Shoah" ni haya leído jamás a Primo Lévi. Sólo apta para franceses. Mal, filmineros, mal...

(Editado)

Es una película difícil, realmente densa, de ritmo lento y pausado. Quizás una fría y desoladora eternidad. Dirigida a un público muy concreto. El film aporta emociones y sensaciones desde la más absoluta seriedad. No hay fuegos artificiales ni edulcorantes, se agradece la parte más filosófica y de reflexión sobre el comportamiento humano pero la mayor parte del tiempo esta naufragando a la deriva sin rumbo establecido. La información viene en pequeños paquetes desperdigados, que uno debe ajuntar meticulosamente para entender de lo que están hablando, retando considerablemente el interés y la paciencia del espectador.

(Editado)
10

"Ambiciosa y desmesurada, La cuestión humana combina la carga de profundidad con la digresión autoindulgente (la secuencia de la rave-party), acredita a Amalric como uno de los actores más portentosos de su generación y contiene el mensaje más desestabilizador que, ahora mismo, puede encontrarse en la cartelera."

Jordi Costa de El País

10

"Guiados por la presencia hipnótica de Mathieu Amalric, nos adentramos en la estrategia de la empresa moderna, que podría resumirse en la fórmula ..."

Antonio Weinrichter de ABC

10

"Don't expect an easy ride (...) this juggles some heavy themes and it takes its time to pull them together, regularly wrong-footing the viewer along the way (...) As Amalric delves deeper into the company's history, he discovers its chilling Third Reich connections, and realises the equivalence of his own present-day position to those who "just followed orders", often using the same depersonalised language he does."

Steve Rose de The Guardian

10

"El excelente filme del realizador francés Nicolas Klotz propone una estimulante e inquietante relectura del tema del Holocausto judío asociando la Shoah con el capitalismo contemporáneo y la sociedad industrial (...) Habla igualmente del lenguaje, de cómo el poder lo manipula, y de los nuevos fascismos, a veces irreconocibles para quienes los practican."

Quim Casas de El Periódico