7

La Camarista

· 102min.

El impresionante debut de Lila Avilés plantea las relaciones de poder y servidumbre todavía presentes en la sociedad contemporánea. Seleccionada por México para el Oscar.
No disponible en tu país

Sobre la película

Eve es una joven camarera de pisos que trabaja en uno de los hoteles más lujosos de Ciudad de México, en una exclusiva torre de cristal habitada por huéspedes tan adinerados que ella solo puede imaginarse sus vidas a través de fantasías íntimas sobre las posesiones que dejan atrás. Turnos de trabajo largos y difíciles impiden a Eve cuidar de su hijo, mientras se encarga de ayudar a los huéspedes a cuidar de los suyos, pero cree que su situación mejorará si consigue que la asciendan para trabajar en las suites ejecutivas, razón por la que acepta un horario agotador. Con este objetivo en mente, también se inscribe en el programa de educación para adultos del hotel.

Realizada con un esmero de orfebre y una maestría impropia de una debutante, "La Camarista" es un estudio meticuloso de aquello que pasa entre bambalinas. La actriz Gabriela Cartol nos regala un trabajo lleno de carisma, que dota de calidez a un personaje que nos descubre un mundo muchas veces invisible, o por el cual pasamos de puntillas.Seleccionada por México para representarla en los Oscar, seleccionada asimismo por los festivales más prestigiosos del mundo tras su estreno en Toronto, el impresionante debut con que nos sorprende Lila Avilés plantea las relaciones de poder y servidumbre todavía presentes en la sociedad contemporánea, mientras nos presenta a la persona tras el trabajador, con los anhelos, deseos y esperanzas que esconde quien habitualmente se muestra como una sombra.

Dirección y reparto

Dirección:
Lila Avilés

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español

Más información

Título original:
The Chambermaid
Género:
Drama
País:
México
Estreno en cines:
06/03/20

Títulos similares

No sé... No entiendo mucho ni el sentido ni el final de la película...

Conviene distinguir entre la empatía que podamos sentir con el personaje principal y el mérito cinematográfico de la película. No bastan las buenas intenciones para hacer una obra narrativa. Se puede optar por los tiempos lentos, los detalles sutiles y la ausencia de grandes acontecimientos, como hace La camarista, pero hay que mantener una estructura en el relato que sirva de puente con el espectador. Hay una diferencia entre contemplar la realidad y ver una película, y eso es algo de lo que un gran número de directores/as que quieren escapar del cine comercial parecen no darse cuenta. La magia de la narración surge cuando suspendemos el juicio, cuando podemos olvidarnos de que estamos delante de un producto de ficción, y para eso necesitamos participar de los procesos mediante los cuales los personajes encaminan su conducta y las situaciones se desarrollan. Casi nada de eso podemos encontrar en La camarista. Aquí lo único que hay es la exposición del tedio mediante el propio tedio.

Cuenta con una buena fotografía y una buena actuación principal. El ritmo lento está bien porque permite explorar la monotonía de los días de trabajo de las camaristas, pero llega un punto en que no tiene nada nuevo que transmitir y se estira contando lo mismo una y otra vez. Una buena metáfora sobre la sociedad jerárquica y el ascenso social (temas ampliamente tratados en el cine).

La trobo un pèl lenta però amb unes pauses molt ben intencionades. Gabriela Carton m'agrada molt com interpreta i m'ha agradat també els encuadraments de la camera molt intencionats també. Però l'he trobat una mica fluixa en quan evolució de sentiments.

9

"Tremendamente paciente y empática (...) Una lección que seguramente hará que cambiemos nuestra manera de percibir la categoría humana de aquellos que nos rodean."

Peter Debruge de Variety

9

"Su inteligencia visual y su sensibilidad emocional la elevan por encima del miserabilismo minimalista que suele hundir a tantas películas bienintencionadas sobre trabajadores modernos"

A.O. Scott de NY Times

8

"El edificio y el trabajo como metáfora de un pálido ascenso social, todo ello contado con perspectiva visual y apoyado en un excelente cometido de la actriz protagonista, Gabriela Cartoi. "

Quim Casas de El Periódico

8

"Se enriquece de pasajes secretos, códigos y rutinas que brindan al espectador un voyeurístico y esclarecedor punto de vista, a contrapelo del relato turístico (...) Retrato íntimo y esclarecedor."

Sergio F. Pinilla de Cinemanía