La calle 42
La calle 42
La calle 42

La calle 42

42nd Street

Audio y subtítulos

Versión en Español

Versión Original con Subtítulos en Español

dirección

Lloyd Bacon

Año de producción

1933

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Julian Marsh es un productor musical que quiere montar su último espectáculo antes de retirarse y poner remedio a su frágil salud. Los problemas empiezan cuando tiene que trabajar con una actriz, Dorothy Brock, que mantiene la financiación del espectáculo.Entonces entra en juego una joven corista, Peggy Sawyer, que acabará sustituyendo a la primera actriz y terminará salvando al espectáculo y a su productor.

Dirección y reparto

¿Cómo valoras esta película?

kalelelvigilant

El musical que hizo que Estados Unidos volviera a creer en los musicales. Aparentemente más de lo mismo, otra nueva historia de cómo se gesta, ensaya y estrena un musical, pero con matices realistas que lo llevan más al terreno del drama. La influencia de la Gran Depresión es evidente, y ayudó tanto como los números de Busby Berkeley a que el film fuera un éxito en 1933, pero "La calle 42" se sube oportunamente al carro del New Deal de Roosevelt para sugerir que, si uno lo da todo, si se esfuerza al máximo y tiene condiciones (y una pizca de fortuna), puede llegar a triunfar.

19 agosto 2016
alvaro03

Musical del mismo año que Vampiresas 1933, con prácticamente los mismos protagonistas (incluido breve papel de Ginger Roger), mismo planteamiento general (la puesta en marcha de un musical y las dificultades para ello) y la escenografía de Busby Berkeley. Sin embargo, los números musicales se concentran prácticamente en los últimos 20 minutos, y aun siendo alguno brillante (la recreación de la calle y los movimientos de grúa) no llega al nivel de la citada "Vampiresas". Eso si, la pelicula es un festival de gloriosos muslos para deleite de los sentidos, pero, insisto, la primera hora y 10 no tiene la chispa, gracia y agilidad que tiene Vampiresas 33, que es la que en casod de duda recomiendo de las dos. Nota: 6,5

23 julio 2015 (Editado)
7.5

"These Berkeley musical numbers are indeed trippy. However, seen without the aid of hallucinogens, they raise some troubling thoughts. "

Dan Callahan de Slant Magazine