La Caída de los Dioses
La Caída de los Dioses

La Caída de los Dioses

La Caduta Degli Dei (Götterdämmerung)

Audio y subtítulos

Versión en Español

Versión Original con Subtítulos en Español

Países

Suiza, Italia

Año de producción

1969

Géneros

Drama, Clásicos

Recaudación

251.560,02 €

Espectadores

136 108

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

En el 80º aniversario de la "Noche de los cuchillos largos" recuperamos esta joya de Luchino Visconti. 

La historia se inicia con el incendio del Reichstag (1933) y finaliza tras la “Noche de los cuchillos largos” (1934). Los Essenbeck son una familia de la alta burguesía alemana propietaria de una importante empresa siderúrgica. La llegada de Hitler al poder y todos los acontecimientos posteriores a ello en Alemania hacen que la familia se divida entre aquellos partidarios del nuevo régimen y los que no.

Dirección y reparto

¿Cómo valoras esta película?

Visconti es de mis favoritos (en general) pero desconozco el atractivo de esta película. Es cierto que está realizada de manera magistral, con grandes actores, buenos diálogos etc, el problema para mí es la excesiva sordidez de la representación. Me resulta repugnante. Lo he intentado varias veces pero no puedo con ella. El retrato de la homosexualidad, o lo que sea, es truculento. Se mezcla con todo tipo de perversiones en un batiburrillo intragable. Los personajes son materialistas, malvados, inhumanos. La violencia es constante y se mastica. Me es insufrible, repulsiva, no puedo puntuarla mejor. Ni los nazis merecían una crítica semejante.

22 julio 2017 (Editado)

3 de 3 Otra vez una puesta en escena impecable, típica de Visconti, recién visionado Ludwig, me resulta familiar la orgía homosexual y el baile tirolés de las SA a la espera de ser ejecutados, se me parece, tiene la clara marca de Visconti.

Una película muy recomendable para los que quieran profundizar en el problema alemán el surgimiento del nazismo y la burguesía y en las miserias del alma humana.

Si, de acuerdo, puede ser obra maestra.

09 diciembre 2015 (Editado)

2 de 3

Soñar con nuestra madre revela estados de profunda ansiedad. -Viajar con ella significa el deseo de recuperar ciertas claves de nuestra vida ancladas en la infancia. -Oír que nos llama indica tristeza por su ausencia o una conciencia culpable. -Pelearse con la madre implica la necesidad y el profundo deseo de prescindir de su tutela, de adquirir madurez e independencia. -Un sueño incestuoso con nuestra madre indica inseguridad y temor, y el deseo de volver a la infancia para sentirnos protegidos y mimados. -Soñarla muerta cuando en la realidad está viva revela el deseo de emanciparse del hogar y de su tutela.

09 diciembre 2015 (Editado)

1 de 3 Una película compleja, sí que es cierto, vuelve el tema de la homosexualidad, del bisexual, del pedófilo y en esta ocasión la del sueño recurrente y universal de matar a la madre pero de verdad, con novia cadáver incluido, hay de todo, lucha de poder entre la Fuerzas de Asaltos, los nazis, el ejército, la burguesía, de su podredumbre moral, llevada al extremo, después del visionado he vuelto al principio porque se me escaparon detalles fundamentales para entender el desarrollo final, he consultado en el diccionario de sueños y es de lo más instructivo, explica muchas cosas, he ahí un fragmento: Simboliza la vida y la muerte. La madre es la seguridad, el abrigo, el calor, la ternura; pero también es el riesgo de opresión y de ahogo. Cuando la madre aparece en sueños la situación del soñador es particularmente importante en bien o en mal. -Soñar con nuestra madre revela estados de profunda ansiedad.

09 diciembre 2015 (Editado)
8.0

"Cymbals crash. Kettledrums thunder. The screen fairly buckles under the image of a belching steel furnace. Then, from the midst of the apocalyptic flames, the title roars with a force that threatens the entire population of the first twelve rows of the orchestra. The Damned, it proclaims, shimmering with the intensity of white heat. A gratuitous parenthesis adds (Götterdammerung). It is too much. Like the rest of the film, it overpowers and finally overwhelms with its own unabashed sensationalism. "

Redacción de Time Out