Katyn
Katyn
SD V.O.S.E. Castellano 118 min NOTA USUARIOS: 7,2 NOTA PRENSA: 7,2 NR < 13 años

Katyn

Director

Andrzej Wajda

Nacionalidad

Polonia

Año de producción
Estreno en cines
Recaudación

135.145,00 €

Espectadores

20.582

Género

Drama

Distribuidora

Karma Films

En plena conmemoración del 70º Aniversario del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, Andrzej Wajda nos revela de manera cruda y perturbadora la masacre de unos 20.000 ciudadanos y militares polacos en 1940 a manos de las tropas soviéticas. Nos muestra la crueldad del ejército y de la policía secreta rusa en un crimen silenciado y tergiversado durante 50 años por miedo y complicidad con los asesinos.

Premios Te la recomendamos para... Temas

Dirección y reparto

Contenido extra

Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es
  • Ir al perfil público de chejofan
    chejofan

    Magnífica película, necesaria para conocer unos de los episodios más ninguneados y estremecedores de la Segunda Guerra Mundial. Magistral uso del tiempo y de las diferentes perspectivas. Humana y alejada de cualquier ideología: las ideas siempre palidecen ante los hechos, por mucho que algunos se resistan a aceptarlo. Uno de los finales más desgarradores que conozco. Su sobriedad está en las antípodas de la frialdad. Maravillosa banda sonora de Penderecky. De obligada visión para cualquiera con un mínimo sentido de la justicia y de la dignidad histórica y humana.

    9.0 9 2014-10-12 13:51:23
  • Ir al perfil público de bravecoast
    bravecoast

    Cruda y me parece que necesaria. No se casa con polacos, ni nazis, ni por supuesto soviéticos. Historias que se relacionan con una matanza cuyas secuelas traen nuevas injusticias. Muy buena película.

    8.0 8 2014-07-20 17:24:20
  • Ir al perfil público de hyeron
    hyeron

    Hay historias que es necesario contarlas, pese a que es difícil hacerlo. Masacres referentes a la tan trillada guerra mundial pertenecen a este género de relatos. La película tiene un gran valor como documento histórico, aunque resulta fría y falta de sentimiento, lo cual choca bastante teniendo en cuenta las connotaciones históricas y humanas del acontecimiento narrado. En todo caso, es difícil plasmar esta clase de hechos sobre la pantalla, y a veces el documental o la crónica periodística e histórica son mejores vehículos. La cuestión ideológica es lo de menos. Yo soy de izquierdas, y por eso no me cae bien Stalin. Más bien al contrario, me repugna tanto como cualquier dictador de derechas.

    6.5 6,5 2014-03-26 18:11:54
  • Ir al perfil público de daimiel
    daimiel

    Interesante película si bien no la mejor de ese gran director que es Wadja. Me resultan sorprendentes los comentarios que aquí puedo leer sobre si es un panfleto ultraderechista. Vamos a ver, si el propio padre del director es uno de los asesinados. Si en 1990 la propia Rusia reconoce el crimen realizado.....que panfleto ni que narices. El comunismo tiene 100 millones de asesinados a sus espaldas y al que le pique que se rasque. Negarlo es ni más ni menos que hacer lo mismo que los nazis con el genocidio judío. Al final como demuestra esta película las ideologías intolerantes son todas igual.

    7.0 7 2013-10-25 12:11:49
  • Ir al perfil público de 28030forero
    28030forero

    Acabo de ver la película. Excelente. Buena dirección, buenos actores, buena puesta en escena y buen guión. Leo las opiniones y es impactante como la ideología contamina todo. Un comentario anterior la califica de !panfleto de extrema derecha!. Es una auténtica lástima que las conclusiones para ciertas personas, de esta excelente película, que se ajusta escrupulosamente a los hechos históricos, sean esas. Da miedo hasta donde llega el veneno de las ideologías, para las que todo lo nuestro vale y esta justificado.

    8.0 8 2013-03-27 17:54:01
  • Javier Garmar de Cahiers du Cinema

    "Katyn" es la prueba de cómo una historia exquisitamente rodada pero acartonada en su planteamiento, a ratos confusa en su desarrollo y simple en su mensaje, puede desembocar en veinte minutos finales de violenta emoción cinematográfica que deja aturdido.

    8.5 8.5
  • Javier Ocaña de El País

    (...) Wajda, a menudo a un paso de convertir sus elegías en un plomo, nunca alcanza a componer un dibujo coral que resulte vivo. Sus criaturas entran y salen del conglomerado de la trama sin que se alcance a conocerlos. Las elipsis desconciertan más que sintetizan y, entre medias, el espectador tiene una continua sensación de estarse perdiendo algo, lo que lleva a que, a la hora de provocar la emoción con los negros designios de la vida de cada uno de los protagonistas, se sufra más por el pueblo polaco, en general, que por sus integrantes en particular.

    6.0 6.0
  • Nando Salvà de El Periódico

    Pese a que el propio padre de Wajda perdió la vida en Katyn, no se detecta en la película un sentido de conexión personal. Es una obra extensa pero no épica, un drama de prestigio acartonado y abrumado por su propia escala. Wajda, pues, no conmueve, por un lado porque rechaza definir a un protagonista que personifique las luchas del pueblo polaco por su memoria y su identidad, y por otro porque la secuencia final de la masacre proyecta una sombra de anticipación que devora las historias anteriores.

    7.0 7.0
  • Sergi Sánchez de La Razón

    Nada desentona en este drama bélico, pero tampoco nada apasiona en demasía, y cuando llega la escena final en el bosque, brutal como pocas, rodada de frente y con valentía, Wadja ha perdido la oportunidad de implicarnos en el triste destino de un país que tuvo la mala suerte de ser el espacio de transición que dos potencias totalitaristas se disputaron con acritud.

    6.0 6.0
  • Jordi Batlle Caminal de La Vanguardia

    Ahora, viendo "Katyn",uno echa de menos el arrojo visual de aquel lejano Wajda (la cámara libérrima de "La boda" o "Las señoritas de Wilko"),pero acaba rendido ante la honestidad del filme, el rigor de su mirada (...) Pese a su caligrafía demasiado bien planchada, de telefilme de lujo, "Katyn" emociona por el perfecto dibujo de sus personajes, la credibilidad que exhala cada gesto, el aroma veraz de la descripción de la época y el acento levemente elegíaco de su conjunto.

    8.5 8.5
  • Nando Salvà de Cinemanía

    La penúltima película de Andrzej Wajda explora con elegante concisión los acontecimientos que precedieron la matanza y sus repercusiones, y culmina con una explícita reconstrucción de las muertes. Wajda habita su recreación con personajes de carne y hueso y no con meros portavoces ideológicos, pero no nos proporciona un verdadero protagonista a quien asociar con el quid del filme -la lucha por las certezas históricas y por una identidad polaca solidaria-. En parte por ello, y a pesar de lo personal y poderosa que es la historia, su narración es curiosamente refrenada y distanciada.

    8.0 8.0
  • Hilario J. Rodríguez de Imágenes de Actualidad

    Con el paso de los años y tras convertirse en uno de los cineastas oficiales de Polonia, Wajda quiso explorar nuevos modelos narrativos, que ahora ha llevado a sus últimas consecuencias en "Katyn", una de sus mejores películas en las que ha realizado todo tipo de experimentos con el tiempo, el espacio y los puntos de vista. (...) Recupera una manera de concebir el cien que nunca debería morir, por mucho que los tiempos hayan cambiado y por mucho que ahora la moda impida reconocer el valor de los viejos maestros.

    6.0 6.0
  • Ricardo Aldarondo de Fotogramas

    Wajda reconstruye la historia entre la épica de un conmovedor drama colectivo y el intimismo de los familiares de aquellas víctimas. El bosque como impresionante escenario, el uso ocasional de las imágenes de archivo, las interpretaciones de peso y una lujosa puesta en escena de impecable ambientación marcan los márgenes de un producto solvente, bien armado.

    7.0 7.0
  • Jordi Bernal de Dirigido por

    (...) prevalece la honradez y el oficio. No hablaremos de obra mayor, pero sí de un film aleccionador y necesario, una producción televisiva realizada con solvencia y que enseña sin arengas de púlpito (...) Metáfora de una verdad enterrada por el terror y la propaganda que ha tenido que esperar la friolera de siete décadas para ser mostrada por primera vez en pantalla. Regocijémonos, pues.

    7.7 7.7