6,7

Kamikaze 1999 (El último combate)

· 93min.

Violenta y apocalíptica historia ambientada en un futuro posnuclear, ganadora a la Mejor Película en el Festival de Sitges e inmejorable debut de Luc Besson.
No disponible en tu país

Sobre la película

Una extraña y atípica historia sin diálogos y en blanco y negro que supone el inmejorable debut en la dirección de Luc Besson. Violenta y apocalíptica historia ambientada en un futuro posnuclear en el que una atmósfera contaminada impide a la población hablar. La supervivencia del día a día es la única regla a seguir, pero un hombre intentará construir un avión con el que partir a la búsqueda del amor. 

Dirección y reparto

Dirección:
Luc Besson

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Francés • Subtítulos: Español

Más información

Título original:
Le dernier combat
País:
Francia
Estreno en cines:
09/04/99
Recaudación: 119.835,00 €
Espectadores: 78.027

Títulos similares

Kamikaze 1999, es un ejemplo de como un director de cine con pocos recursos pero con grandes ideas en su cabeza puede afrontar su primera película. Desconozco cual a sido el presupuesto pero imagino que está muy lejos de las películas que rueda actualmente el señor Besson. Me sorprende el ritmo pausado que tiene la cinta en comparación a lo que luego veríamos en El Quinto Elemento o Arthur y los Minimois. Aún así este film es atrevido y fresco en cuanto a ideas (vale el mundo es muy parecido al de Mad Max), algo de lo que carecen los blockbusters de hoy en día. La recomiendo.

(Editado)
paulomosca

Plantea una distopía en la que nada está demasiado claro, con unos personajes que no se desarrollan ni se muestran demasiado, unas motivaciones que ni están si se las espera... Bueno, hay algún momento de humor tranquilo bastante simpático, pero en general me parece un ejercicio pajillero de "hola mira nena yo soy un artista". Para mí es una peli absolutamente prescindible.

8

"Lo que ofrece Bresson no es un cócktel de accidentes de coche y violencia, si no una meditación del vacío y la decadencia. "

Keith Breese de Contact music