7,2

Junior Bonner (El Rey del Rodeo)

· 100min.

Ace Bonner vuelve a su pueblo natal de Arizona para despedirse del mundo del rodeo con una última actuación delante de los suyos. También tratará de hacer las paces con su familia, a l
No disponible en tu país

Sobre la película

Ace Bonner vuelve a su pueblo natal de Arizona para despedirse del mundo del rodeo con una última actuación delante de los suyos. También tratará de hacer las paces con su familia, a la que abandonó años atrás, pero las cosas no serán fáciles con su padre, un hombre con problemas con la bebida..
 

Dirección y reparto

Dirección:
Sam Peckinpah

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español
Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Inglés

Más información

Título original:
Junior Bonner
Géneros:
Clásicos, Comedia
Ver ficha:
IMDB

muy bonita peli d San P. y comedida, en cuanto a violencia se refiera; pues creo que abusa un pelin de ella cuando podria contar una d sus realistas e interesantes historias conteniendose en el 7 y medio. No es el caso y he disfrutao mucho deste flim, del cual no sabia nada. Stive en su mejor linea. Su novia interpretandose a si misma, coladita por este vividor que nos cautiva.

Sam Peckinpah pone a McQueen a mear colonia.En un entorno tan machista y "machito" el director nos cuenta la relacion de amor entre un padre y un hijo. Es un retrato de perdedores (con orgullo) que a base de demostrar su nivel de testosterona, la vida los engulle.El montaje (fuera del rodeo), una de las señas de identidad y que nos tiene acostumbrado su director por su buen hacer, aquí es atropellado y torpe.Si quieres dotar una peli con carisma, llama al bueno de Steve.

(Editado)

Memorable película de Peckinpah, llena de sensibilidad, rodeo y melancolía. Grandioso Steve McQueen, como nunca.

Hola
Disculpar, quise decir integración ismo, es decir que utiliza todos los elementos del cine clásico, romántico y actual.
Matizar que lo que más me gusta no es solo que trata de forma espectacular el mundo del rodeo, sino, y en especial, la muy complejas relaciones padre e hijo, como tras el reencuentro, el hijo se vuelca con el padre, lo da todo por él y sigue su camino, ¡que fragilidad la de ese hombre solo, digno, condenado a vagar sin pareja y ya mayor para el rodeo!, ¡que ternura transmite!, y esa cabalgata con su padre no puedo olvidarla.
Chao

Hola
Después de Hombres Errantes dirigida 20 años antes por Nicolás Ray, obligada revisión de El Rey del Rodeo, la mano de Sam, su frescura, la humanidad desbordante de su protagonistas, la relación padre, e hijo, hermano, madre, me han vuelto a conmocionar de nuevo. ¡¡¡Que bella película!!!, cuando fracaso tras fracaso los hombros de Junior, se van hundiendo cada vez más, lenguaje corporal en magistrales interpretaciones, en especial del entrañable Steve McQueen. Comparaciones son odiosas, en la N. Ray Robert Michum y demás están geniales, diálogos, complejidad de la relaciones interpersonales, el mundo del rodeo, pero si se notan los años, decorados de cartón piedra, demasiada solemnidad y moralina, frente al interaccionismo autodidacta siempre original de Sam, con ese colorido, música, escenarios reales, protagonistas crepusculares y sobre todo humanos. Una Maravilla. Es una obra maestra injustamente olvidada.
Chao

Grandísima película, en medio de casi todos los tópicos vaqueros y de la chabacanería de raíz americana, un padre y un hijo que viven sin rumbo, se comprenden, se respetan y se dan la libertad para seguir cada uno por su camino. Maravillos hombres Steve McQueen y Robert Preston. Grande, como siempre, Sam Peckinpah.

(Editado)

La fotografía es espectacular, perfecta. La música me encanta. Los colores, los títulos de crédito, el ambiente ultranorteamericano, la increible banda que toca en el bar, los actores, los extras, los niños, los toros...todo es genial. Para mí el problema es que la trama y los dialogos son raquíticos, inconsistentes. La película es pura estética, que no es algo nimio, pero carece de emoción profunda en suficiente dosis para un servidor. Algo común al cine de Peckinpah y algo característico de la cultura norteamericana. No siempre les ocurre, pero en esta ocasión sí. Confunden el fondo con la forma.., y no son la misma cosa.Además la película defiende la violencia y el macarreo en las relaciones humanas, confundiendolos con riesgo, valentía y campechanía..otra confusión gringa..

(Editado)