6,4

Jean-François y el sentido de la vida

· 88min.

Jean François es el alumno que nunca tuvo Merlí. Un día descubre el existencialismo y decide embarcarse en una aventura hasta París para conocer a su ídolo, Albert Camus.
No disponible en tu país

Sobre la película

Jean François es el alumno que nunca tuvo Merlí. Un día descubre el existencialismo y decide embarcarse en una aventura hasta París para conocer a su ídolo, Albert Camus. Le acompaña Clàudia Vega ("Barcelona, nit d'estiu"). Tercera película co-producida por Filmin, ópera prima del cineasta catalán Sergi Portabella, seleccionada en el D'A Film Festival y en la sección Talents del Festival de Berlín.
 
Francesc, un niño solitario de trece años, descubre en la escuela el libro El mito de Sísifo del filósofo Albert Camus por el que queda fascinado. A partir de este momento decide convertirse en existencialista, se sube el cuello de la chaqueta y se hace llamar Jean-François. Su nuevo objetivo será ir a París a encontrar a Camus. Lluna, una adolescente que vive el presente, le acompañará en su aventura con una única condición: parar por el camino para reencontrarse con el chico francés con el que tuvo una historia el verano pasado. Juntos emprenden un viaje para, con Camus o sin él, descubrir cuál es el sentido de la vida.

Dirección y reparto

Dirección:
Sergi Portabella

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Catalán
Versión en Español
Audio: Español

Más información

Título original:
Jean-François i el sentit de la vida
Género:
Drama
País:
España
Estreno en cines:
06/07/18
Recaudación: 19.687,00 €
Espectadores: 3.332

Títulos similares

Una película fresca que toca temas actuales: el acoso escolar, la adolescencia, el despertar sexual,...y la filosofía en la figura del escritor Albert Camus, en un viaje existencial del joven protagonista a París con la idea de conocer al intelectual.

Una estupenda idea, primorosamente bien llevada en la mayoría del metraje. Lástima que algunos de los sentimientos humanos que se observan en el filme sean tan previsibles (notable en los personajes secundarios) y que las reacciones de las dos protagonistas lleven a lugares comunes que una puede fácilmente adivinar. Con todo, un largometraje que aplaudo y que recomendaré a todo el mundo. Ah, por cierto, imprescindible verla en V.O. en catalán. Saludos.

(Editado)

La película me ha gustado. Historia llena de imaginación realista, sabe tener lugar en el presente. Por ello me he sentido identificado a la vez que he podido experimentar esa magia del cine. También la manera de presentar los planos y la música, el juego de cámara y sonido. Pero otra cosa tengo que decir: he odiado al protagonista. Me ha caído mal ese pequeño e inexcusable ser antisocial.

Me encanta la idea del director pero creo que la película no consigue transmitirla.

No m'acaba de convèncer el cinema català. És com si fossin pel·lícules de serie b. On són realment bons és a la televisió (programes, documentals, series...), però amb el cinema he vist molt poques pel·lícules que realment m'haguessin agradat. Potser idees que estàn bé, però fallen en realització, guió i desenvolupament de la història i fins i tot les interpretacions de vegades no són gaire bones, com és el cas aquí. D'altra banda, acostumen a ser molt pastissers. Pretingut cinema d'autor intelectual d'ulleres de pasta, però els falta molta profunditat.

después de tres intentos la he dejado por la mitad.

9

"Comedia irónica, al borde de lo dramático, paradójicamente vitalista, encuentra un estupendo equilibrio entre la ligereza del tono y la profundidad de su sentida reflexión, sustentada sobre una puesta en escena sobria y eficaz "

Alberto Bermejo de El Mundo

8

"No es ni pedante ni redicha, sino una conmovedora fábula menos naíf de lo que pudiera parecer en forma de 'road-movie' que utiliza los moldes de la comedia romántica francesa con toques de brit-pop."

Beatriz Martínez de El Periódico

6

"Pequeña road movie de la que lucha por salir un ejercicio de estilo mitad colorista, mitad filosófico, la película nunca pierde el carácter, y conjuga el tono intimista con el jugueteo formal, bien sustentado por la naturalidad del jovencísimo Max Megías."

Carlos Marañón de Cinemanía