7,7

Interiores

· 88min.

Una aguda disección del comportamiento humano, sumamente provocativa, que marcó un punto de inflexión en el cine de Woody Allen, acabando por convertirse en un hito del cine americano.
Solo para suscriptores

Sobre la película

"Interiores" es una aguda disección del comportamiento humano, sumamente provocativa, que marcó un punto de inflexión en el cine de Woody Allen. En su primer drama serio, el interés de Allen por la condición humana no se limita a sus rápidos e ingeniosos diálogos y a los gags cómicos. Profundizando en la dinámica de una familia en crisis, "Interiores" acabó por convertirse en un hito del cine americano.

Eve, una mujer que ha sido abandonada por su marido, se reúne con sus tres hijas para tratar de afrontar la situación. Ella se encuentra en un momento crítico, pero sus hijas también tienen sus propios problemas, algunos de ellos derivados del poco cariño que han recibido de su madre. Las emociones se desbordan cuando el marido se presenta en la casa familiar acompañado de la mujer con la que quiere casarse.

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español
Versión Original con Subtítulos
Audio: Inglés • Subtítulos: Español y Catalán

Más información

Título original:
Interiors
Géneros:
Drama, Clásicos
Estreno en cines:
18/12/78
Recaudación: 665.791,00 €
Espectadores: 800.885

Títulos similares

Un film de calidad. Me ha entusiasmado su puesta en escena y fotografía porque de ellas emana gran parte del tono dramático e intimista del film. Las interpretaciones son magníficas. Mención especial para Maureen Stapleton: GRANDE. Un film necesario en la filmografía de Woody Allen porque le permite demostrar de todo lo que es capaz, no solo comedia. Para mi, se encuentra entre las tres mejores de todas sus películas.

Es una maravilla visualmente, la fotografía es perfecta. No hay un solo color discordante en toda la cinta. Fría y cálida en imágenes y diálogos. Muy hermosa, muy cuidada y muy directa. La ausencia de música le sienta tan bien, que hasta joroba.

(Editado)

Quizás no sea la mejor película de W. Allen. Quizás no reirás sus sutiles guiones. No lo harás porqué Interiores es una película única en su repertorio. Qué gran escena final en la conversación entre la hija (Joey) y la madre (Eve), para enmarcar.Buenas reflexiones, mejores diálogos y una excelente fotografía. Quizás, solo quizás, le falte una buena música.

(Editado)

Resulta recurrente, y también inevitable, referirse a Bergman a la hora de hablar sobre 'Interiors', donde Woody Allen trata de emular/homenajear a uno de sus más admirados mentores. El cineasta neoyorquino, sin embargo, no está tan interesado como el sueco en ese aura espiritual que emana de las películas de este último, sino en los conflictos más mundanos, pero no menos importantes, de los protagonistas. Acierta el de Brooklyn en la construcción de los personajes y se destapa como un gran director de actrices –como su maestro–, si bien es cierto que la problemática del reparto, una familia desestructurada y acomodada a partes iguales, puede mostrarse banal. Esto último está compensado, no obstante, por el cariño con el que el propio Allen desarrolla esas situaciones, su psicología, y por la compasión que desprenden las Keaton, Hurt y Page, con las que resulta imposible no mostrarse empático.

De Woody Allen podría adivinarse su biografía a través de sus películas. Empieza a triunfar con las comedias, pero luego camina entre los círculos de la intelectualidad de Nueva York y decide imprimirle otro aire a sus películas. Algún crítico ha destacado de "Interiors" la inevitable comparación con Bergman: no es extraño (aunque no llega a la inaccesibilidad de aquel, algunas imágenes son tan forzadas que parece que todos se han vuelto suecos). Es de destacar, además, que está plagada de los típicos clichés sobre política, literatura, etc, que impregnarían la filmografía de Woody durante los años 70. Después, hablaría sobre la vacuidad de los hombres ricos y con lo clave que es la suerte en la vida. Como anécdota, la película fue nominada a mejor Dirección Artística, lo cual sorprendió a Diane Keaton pues el escenario es básicamente, sin apenas cambios, su apartamento en Nueva York.

Ya no se ven películas introspectivas y emocionalmente sensibles como esta. Lo he disfrutado.

Estupendo paréntesis entre dos de las películas más características del genial W. Allen, aunque algo teatral y esquemática en su inicio va ganando fuerza y fluidez al entrecruzarse los sentimientos de los personajes, memorables los "interiores" y las escenas del mar; y maravilloso contrapunto a la madre y las hermanas el personaje de la nueva esposa del padre.

Increible que esta película esté rodada entre Annie Hall y Manhattan. Con solo esos tres años ya consiguió estar para siempre en la cima del cine.

9

"Allen, cuyas comedias nos han animado tanto en los últimos años, se muestra increíblemente seguro de sí mismo en su primera película dramática."

Roger Ebert de RogerEbert.com

9

"Allen ha creado una reflexión profunda, lírica y genialmente interpretada de la clase media norteamericana (...) Sus auténticas raíces se encuentran en el mejor arte de Estados Unidos."

Redacción de Time Out

8

"No es una película del todo perfecta (...) pero tiene momentos de emoción cruda y una claridad de ideas que no pueden ser expresadas a través de la comedia."

Scott Tobias de Slate