7,8

Ikarie XB 1

· 88min.

La influyente obra maestra checoslovaca que inspiró 2001, Solaris y a cineastas como Joe Dante. Una epopeya espacial en un blanco y negro visualmente deslumbrante y exquisito.
No disponible en tu país

Sobre la película

La influyente obra maestra checoslovaca que inspiró "2001: Una Odisea en el Espacio", "Solaris" y a cineastas como Joe Dante. También se la considera una de las obras fundacionales de la llamada Nueva Ola Checoslovaca. Restaurada para la ocasión, esta epopeya espacial está rodada con un blanco y negro visualmente deslumbrante y exquisito.

En la segunda mitad del siglo XXII, a bordo de la nave espacial Ikarie XB 1, una tripulación se dirige hacia la constelación Alfa Centauri para buscar en ella una nueva forma de vida extraterrestre. Aunque el viaje no dura más que 28 meses, cuando la misión llegue a su destino, en la Tierra ya habrán pasado quince años. Durante el viaje, cuarenta científicos de todos los países aprenden a vivir juntos y afrontan varias peripecias, entre ellas el encuentro con un aparato espacial del siglo XX, la inestabilidad mental de uno de los pasajeros y la aparición de síntomas ligados a una “estrella negra” radioactiva.

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Checo

Más información

Estreno en cines:
20/07/17

Títulos similares

Jindrich Polák nos fabrica una historia espacial en la que el ser humano intentará encontrar un planeta similar a la Tierra en el vasto universo.Estamos ante una cinta que la podríamos situar entre las creaciones de serie B americanas, poco serías y aún menos científicas y esa otra clase de obras mas serias y realistas como Solaris o 2001. Ikarie XB 1 podría ser el puente que directores como Kubrik o Tarkovsky utilizasen para sus creaciones.La cinta Checoslovaca se toma en serio, pero sin pretensiones ni alardes de retorcida retorica sin sentido. Creíble en sus premisas científicas y con cierto humor caricaturesco hacia las antes mencionadas cintas yankis y sus robots.Dividida en dos bloques bien diferenciados. La presentación de personajes y su hueco en la historia argumental con tono desenfadado y un segundo bloque mas tenso y oscuro.Una obra magnífica de la sci-fi, de la época y del país.

(Editado)

Que una película que tiene 56 años sea en muchos sentidos bastante más fresca e imaginativa que cualquier superproducción de Hollywood dice mucho de los niveles de idiocracia a los que hemos llegado con superhéroes bobos y sagas estúpidas derivadas de los más estúpidos Cómics.
Que tenga un final desastroso, que parezca hecho con precipitación de cualquier manera, que tenga lagunas terribles en el guión, y no voy a hacer spoilers, no quita para que sea una maravilla, máxime después de haber transcurrido más de medio siglo de su presentación al público.
Recomendable, eso sí, ateniéndose siempre a contextualizar una época en la que éramos un poco menos sofisticados, si por sofisticación se entiende tragarse los petardos de los Cuatro Fantásticos y bodrios similares.

Muy, muy, muy interesante. Sobre todo la fotografía. Quizá habría lagunas en el guión, y la narración parece que avanza a saltos. Pero no tiene nada que desmerecer. La escena de la fiesta y la coreografía son maravillosas.

Un placer estético que avanzó los que iban a ser los futuros films de ciencia ficción hasta la fecha. De nuevo una historia bien narrada supera cualquier efecto especial de los que abundan en la actualidad. Personalmente tengo debilidad por las películas de ciencia ficción del bloque del este.

Un diez por llevarse a un geógrafo al espacio. Viva la URSS!

10

"La película que uno mostraría una y otra vez, por puro placer, a los aficionados a la ciencia-ficción, y también a aquellos que no aman la ciencia-ficción, para que con sus ojos toquen lo que ésta le puede aportar al cine"

Pierre Kast de Cahiers du Cinema

9

"Sigue siendo una de las películas de ciencia-ficción más originales y apasionantes jamás realizadas… Repleta de momentos sublimes, se desmarca de todas las películas que la han precedido."

Alex Cox de The Guardian