7,1

Hysteria

· 99min.

Deliciosa y chispeante comedia británica que narra la invención del primer vibrador eléctrico para tratar lo que entonces se conocía como "histeria femenina".
No disponible en tu país

Sobre la película

Hysteria nos lleva a la Inglaterra del siglo XIX para contarnos la historia de cómo el doctor Joseph Mortimer Granville inventó el primer vibrador eléctrico para tratar lo que entonces se llamaba "histeria femenina". Los síntomas eran insomnio, retención de líquidos, espasmos musculares, irritabilidad o pérdida de apetito.

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español
Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Inglés

Más información

Género:
Comedia
Estreno en cines:
15/06/12
Recaudación: 569.948,85 €
Espectadores: 98.443
Ver ficha:
IMDB
martamaca

¿Por qué esperáis un documental de una película de ficción?

La película es un despropósito tras otro pretendiendo contar el origen de este aparato en el siglo XIX, desde una perspectiva anacrónica del siglo XXI.Por otra parte, toda esta historia se basa en la hipótesis de Maines que ha quedado ya refutada. El vibrador eléctrico se inventó en esa época, cierto, pero no hay evidencias de que los médicos lo usaran como masturbadores femeninos. Es un mito. La sociedad victoriana era una de las sociedades más reprimidas sexualmente y no digamos las mujeres, pero en ningún modo eran idiotas tal y como aparecen aquí.

(Editado)

Entretenida y divertida, buenas interpretaciones/reparto.

7,5

Divertida y descarada comedia sobre la invención del dildo como solución para la supuesta "histeria" femenina. Alegato desenfadado contra los conservadurismos de una sociedad hipócrita.

No sé porqué esta directora creyó que una historia basada en el origen del consolador debía presentarse como una comedieta estúpida, blanca y completamente aséptica. Quizás, los artífices de este bodrio estaban convencidos de que explicar la razón de los actuales juguetes sexuales solo se podía hacer desde una óptica pueril, cursi y conservadora, pretendiendo robarnos una sonrisa tras otra para contrarrestar la "asquerosa obscenidad" que supone un asunto de esta índole. Y el resultado no es más que un pegote que no hay por dónde pillarlo. Lejos de despejar cualquier duda, o de ofrecer un poco de luz científica (un poco, digo) sobre el revolucionario artilugio aliviador de tensiones cotidianas, la cinta no es más que una especie de "compilation" de viejas corriéndose bajo una capa de raso al son del tedio. Y cuando por fin aparece en escena el primer generador eléctrico de paroxismos, resulta que la película ha acabado. Y por ello doy gracias.

Simpática, divertida, original, muy entretenida. Y que esté basada en hechos reales da que pensar (...pero eso, para después de ver la película).

Intensa, humorística, realista. ¡Una llamada de atención!

Desde el punto de vista de hoy no son más que dos médicos pajilleros, pero desde el punto de vista de ayer fueron pioneros en el despertar sexual de la mujer. El guión bien contado y bien interpretad con un buen sentido del humor: ironia bajo el manto de la hipocresia del momento histórico.

9

"Una película en la que se puede sentir en cada plano la nostalgia por un pasado en el que el progreso aún era posible, y aún quedaban tabúes por por derribar"

Héctor G. Barnes de Dirigido por

7

"Simpático dilema al que se enfrenta esta película: tratar en tono distendido algo tan contraído como la popularización de la masturbación femenina en la Inglaterra decimonónica sin ahuyentar a un posible público señorón y respetable."

Oti Rodríguez Marchante de ABC

6

"Needless to say, Hysteria's happy ending isn't the type that calls for a cigarette, and it certainly isn't the one the film deserves. "

R. Kurt Osenlund de Slant Magazine