Historias de Shangai
Historias de Shangai

Historias de Shangai

I Wish I Knew

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español

País

China

Año de producción

2010

Género

Documental

Estreno en cines

30/03/12

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Shangai, una metrópolis en rápida evolución, una ciudad portuaria donde las personas van y vienen. Shangai ha recibido todo tipo de personas: revolucionarios, capitalistas, políticos, soldados, artistas y mafiosos. También ha visto revoluciones, asesinatos e historias de amor. Después de la victoria de los comunistas chinos en 1949, miles de personas de Shangai marcharon a Hong Kong y Taiwán. Irse significaba separarse de sus hogares durante treinta años; quedarse significaba sufrimiento a través de la Revolución Cultural y otros desastres políticos de China. Dieciocho personas de Shangai, Taipei y Hong Kong recuerdan su vida en Shangai. Sus testimonios, narrados como los dieciocho capítulos de una novela, reconstruyen la historia de esta ciudad desde 1930 hasta 2010.

Todos los públicos

Premios
Te la recomendamos para...

Dirección y reparto

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es
  • Avatar de lushm

    lushm

    Interesante mural de una ciudad a través de su intrahistoria con una estética normalmente asociada al cine de ficción.

    7 7 hace 7 meses
  • Avatar de carapao

    carapao

    Jo.....me recuerda en los 60 ya trabajando aun siendo un niño.
    Y sigue igual en otras partes de mundo......

    8 8 hace 2 años
  • Avatar de 101lemmel

    101lemmel

    Sinceramente, me ha encantado, lenta, pero magnifica descripcion de la realidad de esta cudad y de esta cultura. Quien podia divorciarse en Spain enlos 50? Conozco la ciudad y la he disfrutado de nuevo Gracias por incluirla en vuestro catalogo

    hace 2 años (Editado)
  • Avatar de elziete

    elziete

    Todos tenemos mil historias que contar, propias o de familiares y más cuando estamos cercanos al final de nuestras vidas. Zhang-ke recoge 18 de esas historias cuyo denominador común es la ciudad china de Shangai. Todas son en mayor o menor grado interesantes y conforman un puzzle sobre la ciudad y el país en el que faltan más de la mitad de las piezas pero es capaz de sugerirnos la idea del conjunto. Con un ritmo apropiado y sensibilidad para elegir las tomas y movimientos de cámara paseamos por un Shangai en varios momentos de su historia y escuchamos con interés los retazos de las vidas de estos chinos cuyo mundo tan diferente al nuestro no deja de coincidir en aquello que nos hace humanos. Quizás el metraje es excesivo para lo poco que a la postre nos cuenta. czjc.blogspot.com

    6 6 hace 2 años (Editado)
  • Justin Chang

    de Variety

    Treasurable images from Chinese cinema and moving personal histories from the people of Shanghai lend potent human and aesthetic dimensions to "I Wish I Knew," Jia Zhangke's lengthy survey of the city's eventful past and ever-changing present. Originally commissioned to open the Shanghai World Expo before post-production delays put it on course for Cannes, this beautifully lensed work reps a shift from the docudrama experimentation of 2008's "24 City" into a purer nonfiction vein. Despite some structural lapses, the result is Jia at perhaps his most accessible, boasting especially rich incentives for Asian film buffs on the fest circuit.

    7.0 7.0
  • Jordi Costa

    de El País

    No posee la fuerza de las obras maestras de Zhangke pero supone una consecuente ampliación de su discurso (...) va trenzando una memoria oral de la ciudad a través de una polifonía de voces con el denominador común de la victimización del individuo.

    6.5 6.5
  • Maggie Lee

    de Hollywood Reporter

    A patchwork quilt with too many fabrics and patterns. Dipping into the historical, human and scenic through interviews and nomadic location shooting, it reveals what most films touching on modern Chinese history address: how wars and political unrest led to suffering and Diaspora. The film suffers from information deficiency, so while Chinese can relate to most of their conversations yet find the content familiar, overseas audiences are adrift in a sea of non-chronological memories. Cinephiles who adore festival darling Jia would still lap up a section related to Chinese cinema, so widespread festplay and niche art house runs await.

    6.0 6.0