8,4

He nacido, pero...

· 91min.

Yoshii se muda de casa con su mujer y sus hijos, Ryoichi y Keiji, para vivir cerca del director de la compañía donde trabaja.
No disponible en tu país

Sobre la película

Yoshii se muda de casa con su mujer y sus hijos, Ryoichi y Keiji, para vivir cerca del director de la compañía donde trabaja. Una vez allí, sus hijos son marginados y perseguidos por los otros niños del vecindario, hasta que finalmente consiguen hacerse con el mando de la pandilla.

A pesar de que, por aquel entonces, el cine sonoro ya había superado al cine silente en cuanto a volumen de producción y demanda comercial, cineastas como Yasujirô Ozu todavía se mantenían fieles a su declarada pasión por el cine mudo. “He nacido, pero…” es un delicioso film con muchos apuntes autobiográficos del cineasta. Casi treinta años más tarde, Ozu actualizaría su propia película mediante “Buenos días” (1959), una nueva versión hablada y en color.

Dirección y reparto

Dirección:
Yasujiro Ozu

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Japonés

Más información

Título original:
Umarete wa Mita Keredo
Géneros:
Clásicos, Drama
País:
Japón
Ver ficha:
IMDB

Títulos similares

Un comienzo lento pero no te das ni cuenta y el conflicto se desarrolla mucho más rápido de lo habitual. El verdadero conflicto, además de resolverlo también rápido. Me parece curioso el ritmo de esta película. Transmite la infancia en estado puro. Encantadora.

Debo decir para empezar, que si no fuese consciente que es de Ozu, jamas lo diría, una película totalmente distinta a lo que estoy acostumbrado a ver sobre el (películas más actual). Tampoco usa su mítico plano frontal y la cámara a la altura de un hombre de rodillas si, pero me parece que es más por que los actores son niños que por otra cosa. Eso sí, la dirección de actores sublime, la complicidad de los hermanos es muy inusual, la escena de las bolas de arroz me ha parecido una actuación increíble. pero una cosa que me ha incomodado es la absoluta ausencia de sonido para acompañar, aunque fuese música. Por último diré que en mi opinión en esta película no sigue realmente el estilo trascendental, ya que el sentimiento último del film no es trascendido, sino solucionado para bien, un poco final feliz, muy raro en el resto de películas de Ozu.

(Editado)

Un relato oscuro sobre la infancia, la transición de la niñez hacia la madurez, el fracaso, las vicisitudes paterno-filiales. El sello identificativo de Ozu está definido en este film mudo, su estilo contemplativo e intimista, pero con mucho rodaje en exteriores, menos frecuente.

La muestra completa que Filmín nos ofrece, con un recorte temático y en su conjunto articulado por linea argumental es de agradecer. El cine clásico japonés en la cámara de Ozu fué un plato de verdad. La sensibilidad poetica en muchos planos de antología con esa cámara fija desde el lugar donde el japones vive sus rituales "ad intra" en familia, abajo, a poco más de rás del piso. La narrativa y el argumento centrado entre tradición y modernidad, sus conflictos en el japón de pos-guerra exige atención a un modo de mirar occidental. Gracias Filmin

Es divertidísima. Estos niños son naturales y graciosos. Sus miradas lo dicen todo y son extraordinariamente expresivos pero no hay que confundirse. lo que parece una película entretenida es algo mas porque contiene una historia sencilla que hará conocer a estos niños, que ahora solo juegan, su lugar en el mundo y la realidad.

9

"One of those silent black-and-white old movies that makes the subsequent advances in the medium look redundant. "

A.O. Scott de NY Times

9

"Watching the first hour of I Was Born, But... (unspooling with a bright, new piano score by Donald Sosin) might remind you of a subdued Our Gang skit, and not unpleasantly. "

Joshua Rothkopf de Time Out