Gato negro, gato blanco
Gato negro, gato blanco

Gato negro, gato blanco

Crna macka, beli macor

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español

Versión en Español

Países

Alemania, Serbia, Rumania

Año de producción

1998

Estreno en cines

21/01/99

Género

Comedia

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Una de las películas más exitosas de la carrera de Emir Kusturica. Está centrada en Matko, un especulador y contrabandista gitano que se gana la vida haciendo negocios a orillas del Danubio, donde vive junto a su hijo adolescente Zare. Su último plan es hacerse con un tren entero lleno de gasolina para después venderla. Pero para preparar el atraco necesita dinero, y decide pedírselo a Grga Pitic, un anciano parapléjico que fue un viejo amigo de su padre y que ha amasado una fortuna gracias a la falsificación de bebidas alcohólicas. Para conseguir su propósito Matko le miente y asegura que su padre murió un año atrás y que necesita que le preste el dinero para invertirlo en el plan del tren y así poder subsistir, tras lo que el anciano decide prestarle el dinero conmovido por la falsa muerte de su amigo. El padre de Matko, lejos de estar muerto, regresa a casa de éste acompañado por Zare, quien lo ha recogido del hospital en el que estaba ingresado. Matko traza su plan con su compinche Dadan, el delincuente más rico de la zona, cuya actividad favorita es esnifar cocaína rodeado de las chicas de su harén. Sin embargo, el día señalado éste le engaña y mezcla drogas en su bebida para robarle el dinero que le había prestado el anciano y quedarse con el cargamento del tren; haciendo creer a Matko que ha fracasado el plan y que ha perdido una gran cantidad de dinero por su culpa. Dadan ofrece un trato a Matko por el cual éste accedería a casar a su hijo Zare con Afrodita, la hermana enana de Dadan con el fin de saldar su falsa deuda. Sin embargo Zare está enamorado de Ida, una muchacha que trabaja en un restaurante regentado por su abuela; por su parte Afrodita también se niega a casarse ya que está esperando su hombre ideal, a quien ha visto muchas veces en sueños. Mientras Matko y Dadan traman sus planes en el restaurande de la abuela de Ida, ésta les escucha e informa a Zare de ellos.

NR < 12 años

Premios
Te la recomendamos para...

Dirección y reparto

Avatar por defecto de un usuario no logueado
Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es
  • Avatar de usuke

    Gato negro,Gato blanco, o cómo seguir viviendo de las rentas de mis peliculas anteriores.
    Cuando la vi por primera vez no habia visto nada de Kusturica, y me gustó mucho; original, divertida, enérgica, alocada, gamberra...Luego cuando ves la filmografía anterior la opinión cambia a peor siendo objetivos, y está claro que no es ni de lejos de sus mejores películas. Aún asi, la película sigue siendo muy divertida y recomendable para pasar el rato.

    6 6
  • Avatar de alavai79

    Después de mucho tiempo me sigue gustando

    7,5 7,5
  • Avatar de alfonsonorte

    Un sinfuste del que sólo se salva la música de la banda.

    6 6
  • Avatar de jjaz

    Kusturica es un genio

    9,5 9,5
  • Avatar de gabrielsoul

    pedante, pretencioso, muy de los 90..

  • Janet Maslin

    de NY Times

    The lighter side of Emir Kusturica's boisterous talent is let loose in "Black Cat, White Cat." It's a mad scramble through the Felliniesque realm of Kusturica's imagination, and it proves nothing if not this much: give this man the Danube, Gypsy musicians and a camera, and you've got a party. The starting point for "Black Cat, White Cat" was Kusturica's idea of making a documentary about the tuba-toting musicians who roamed through "Underground." He evidently hoped to dispel some of the gloom inherent in that film's vision of his native Yugoslavia, and he began (with Gordan Mihic) to dream up a cheerfully absurd fable that would do the trick. Most noticeably, Kusturica gave himself the chance to work rapturously out of doors, bringing high spirits to his innate fancifulness and earthy humor. This filmmaker takes an "everything plus the kitchen sink" approach to telling even the simplest story. To be sure, Kusturica's one-man war on minimalism has its excesses. He isn't likely ever to be accused of knowing where (or when) to stop. But "Black Cat, White Cat" is made with such overriding jubilation that its coarseness is mostly liberating. There's not a gold tooth here that isn't lingered on lovingly, and not a pratfall that its characters won't take.

    9.0 9.0
  • David Stratton

    de Variety

    "Black Cat, White Cat," Bosnian-born filmmaker Emir Kusturica's long-delayed and much- anticipated followup to his 1995 Cannes Palme d'Or winner, the controversial "Underground," emerges as a colorful, frenetic mixture of slapstick and folklore that stands a good chance of delighting arthouse audiences the world over. There's hardly a hint of Balkan politics in this prodigiously well-made, frantically paced comedy, which is filled to the brim with colorful characters involved in sometimes familiar but always engaging situations.

    8.5 8.5
  • David Stratton

    de Variety

    Emerges as a colorful, frenetic mixture of slapstick and folklore that stands a good chance of delighting arthouse audiences the world over.

    7.5 7.5