7,3

Gainsbourg (Vida de un héroe)

· 135min.

Lucien, hijo de padres ruso-judíos, corretea por las calles de París, luciendo orgulloso una abominable estrella amarilla en la solapa de su chaqueta.
No disponible en tu país

Sobre la película

Lucien, hijo de padres ruso-judíos, corretea por las calles de París, luciendo orgulloso una abominable estrella amarilla en la solapa de su chaqueta. Nos encontramos en 1941, en plena época de conflicto bélico europeo, en un París bajo ocupación alemana. Aunque todavía no lo sabe, el pequeño Lucien terminará convirtiéndose en Serge Gainsbourg, todo un mito. La historia narra la vida de un héroe, donde las criaturas de la mente se plasman en la pantalla y la elocuencia se conjuga con los escándalos amorosos. Así nace una obra subversiva, con un ciudadano leal y rebelde como protagonista que hará vibrar al mundo entero.

Dirección y reparto

Dirección:
Joann Sfar

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español
Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Francés

Más información

Título original:
Serge Gainsbourg, vie héroïque
Género:
Biopic
País:
Francia
Estreno en cines:
09/07/10
Recaudación: 198.591,00 €
Espectadores: 30.627
Ver ficha:
IMDB
9

" Joann Sfar firma un film que tiene tanto de gainsbourgiano como de propio: moderno sin olvidar a los clásicos, mestizo en tradiciones e influencias, popular y filosófico, erotómano y romántico, heróico por los cuatro costados. "

Eulàlia Iglesias de Cahiers du Cinema

9

" Gainsbourg es uno de los films más imaginativos a la hora de enfrentarse a la vida de este héroe feo y narigudo, conquistador innato. "

Nuria Vidal de Fotogramas

8

" El Gainsbourg de Joann Sfar es un personaje de cuento, o mejor de cómic. (...) El artista francés brilla tras la mirada de Joann Sfar y gracias a la interpretación de Eric Elmosnino. "

Andrea G. Bermejo de Cinemanía

8

" El mayor y casi único peligro acecha desde el tono de la cinta, entre surrealista y fantástico, y en la propia naturaleza del biografiado, que en sus últimos años logra convertirse en un cretino integral que apenas se deja querer. Incluso así termina uno razonablemente satisfecho. No entran ni ganas de matarlo. Ya se encargará él solito. "

Federico Marín Bellón de ABC