7,2

Four Lions

· 102min.

Brutal sátira sobre el terrorismo yihadista protagonizada por el chico de moda Riz Ahmed (Rogue One, The night of), un joven que organiza un desastroso grupo terrorista.
No disponible en tu país

Sobre la película

Omar (Ahmed), un musulmán radical de nacionalidad inglesa, ha creado una célula terrorista de la que forman parte su hermano Waj (Novak), un muchacho muy simple, Barry (Lindsay), un extremista que odia a los blancos, y Fessal (Akhtar), un aprensivo fabricante de bombas. Mientras que Omar y Waj están en Pakistán en un campo de entrenamiento mujaidín, Barry recluta a Hassan (Alí), un aspirante a rapero. Cuando Omar regresa a Gran Bretaña, trae consigo un plan: un ataque suicida con bomba contra un objetivo occidental insólito. 

Dirección y reparto

Dirección:
Chris Morris

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Inglés • Subtítulos: Catalán
Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Inglés
Versión en Español
Audio: Español

Más información

Género:
Comedia
País:
Reino Unido
Estreno en cines:
30/09/11
Recaudación: 143.071,19 €
Espectadores: 21.402
Ver ficha:
IMDB

Algún gag gracioso, algún momento que te sorprende. Pero en definitiva una estupidez. Viendo esto uno no sabe si es una película hecha por un occidental para burlarse de los yihaidistas; si es una película estúpida hecha por musulmanes para congraciarse con el occidental; si es una película hecha por yihaidistas para frivolizar y meterte un discurso subliminal con el tema del buen rollo... Uno no entiende nada en este batiburrillo de tíos tontos que no saben hacer la O con un canuto y que juegan a hacer la Yihad, como si esto fuera una "loca academia del terrorismo". Lamentable

Al principio te parece una peli de serie B con actores poco conocidos (a parte del vampiro de What we do in the shadow), pero al final lo tiene todo: un buen guion, humor, y vaya tela su moraleja..

(Editado)

Despiadada sátira sobre el terrorismo yihadista y contra cualquier fanatismo religioso. Una comedia sobre el horror con resultados estimables.

(Editado)

Una muy buena sátira (y contundente) que deja un importante espacio para la reflexión.

10

"Aunque Morris lo tenía tremendamente difícil para estar a la altura de su punto de partida, la ejecución de Four Lions no hace sino confirmar el genio desplegado en el medio televisivo. Con su textura de hiperrealidad videovigilada, Four Lions parece recoger el testigo de la sátira política que nutría el retrato del activismo antiimperialista en La vida de Brian (Terry Jones, 1979), pero obtiene su mayor logro al modular el sentido trágico de la peripecia de estos yihadistas, cuyo sacrificio no obedecerá a ninguna verdad esencial, sino a la más siniestra y apocalíptica declinación del slapstick."

Jordi Costa de Fotogramas

9

"Ver películas como ésta produce una auténtica alegría y mucha envidia al ver que hay gente y cinematografías capaces de abordar los temas más escabrosos, sin tapujos, a través del humor más irreverente y, con todo, sin ofender a nadie y consiguiendo que el drama aflore por sí solo."

Javier Ruiz de Arcaute de Las horas perdidas

8

" Chris Morris hits a raw nerve in his take on homegrown terror in which the police are as bumbling as the jihadi bombers. (...) Chris Morris is still the most incendiary figure working in the British entertainment industry. "

Andrew Pulver de The Guardian

8

"Lo más importante termina siendo la mueca del espectador, que se ríe y se congela, se ríe y se congela, hasta llegar a un último plano en el que toca preguntarse: "Si tanto me he carcajeado, ¿por qué ahora estoy herido por dentro?"."

Javier Ocaña de El País

8

" A delirious satire of British jihadists. "Four Lions" will roar with laughter on the select-site circuit. A "Spinal Tap"-style sendup of British jihadists, filmmaker Chris Morris has hilariously lampooned young men who confuse their ideology and religion with video games and set out to blast themselves into martyrdom. Admittedly, jihadists are not what most people would think of as being funny, but Morris rips the ideological masks off and reveals human people beneath -- in this case, numbskulls. "

Duane Byrge de Hollywood Reporter