Éstos son los condenados
Éstos son los condenados

Éstos son los condenados

The Damned

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español

Versión en Español

dirección

Joseph Losey

País

Reino Unido

Año de producción

1963

Estreno en cines

18/09/70

Recaudación

12.619,81 €

Espectadores

41.681

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Un variopinto grupo de personas se encuentran en Weymouth, Inglaterra a principios de los años 60. Entre ellos están Simon Wells (Macdonald Carey) un turista americano, una banda de motoristas liderados por King (Oliver Reed) que lo acosan, Joanie (Shirley Ann Field), hermana de King y que inicia un escarceo amoroso con Simon y una escultora bohemia. Todos ellos descubren que bajo los riscos de un acantilado vive encerrado un grupo de niños con los cuales el ejército inglés realiza un experimento de supervivencia tras una hecatombe atómica.

Dirección y reparto

Títulos similares

¿Cómo valoras esta película?

nur_qui

Empieza presentando a una violenta banda callejera (¿tal vez fue una inspiración para La Naranja Mecánica?) para terminar como especie de anticipo de película distópica en la era nuclear. No sé si calificarla de extraña o, más bien, indecisa.
Lo mejor, Oliver Reed, una vez más muy por encima del nivel general del resto.

17 septiembre 2018
sabina

Una peli de cine de barrio en sesión doble con buenos actores y decorados al estilo Twilight Zone. Antes de La Naranja Mecánica ya existían Los Condenados... cine de vándalos motoristas combinado con experimentos atómicos apocalípticos. Un producción al máximo nivel de la productora Hammer, con Losey al timón y actores de primera línea. Una frikada británica inolvidable.

12 agosto 2017
9.0

"The cutting-edge accessories—from chic attire and whiz-bang audiovisual equipment to a convertible sports car and balletic helicopters—are emblematic of the moment, and dazzle Losey even as he rues them. His complex relationship to modernity makes this film as quintessentially modern as those by Antonioni and Godard which were its contemporaries."

Richard Brody de New Yorker