7,9

Espía por mandato

· 135min.

Película de suspense y acción basada en las verdaderas andanzas de espionaje de Eric Erickson. Suecia, II Guerra Mundial: El magnate sueco del petróleo Eric Erickson (William Holden)...
No disponible en tu país

Sobre la película

Película de suspense y acción basada en las verdaderas andanzas de espionaje de Eric Erickson.
Suecia, II Guerra Mundial: El magnate sueco del petróleo Eric Erickson (William Holden) es amenazado con ser incluido en una lista negra por el servicio de inteligencia británico debido a sus negocios con el Tercer Reich. Erickson es de orígenes norteamericanos y no desea que sus padres y hermanos le vean como un traidor, por lo que accederá a trabajar para el servicio de inteligencia británico como informador en un complicado plan: Debe hacer creer a todo su círculo de influyentes amistades su falsa ideología pro nazi de una forma progresiva para ser considerado de confianza en Berlín y lograr así valiosa información para el ejército aliado acerca de sus provisiones de crudo y operaciones de abastecimiento. En sus viajes por toda Europa conocerá a la aristócrata alemana Frau Marianne Möllendorf (Lilli Palmer) con quien mantendrá un arriesgado romance.

Dirección y reparto

Dirección:
George Seaton

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Inglés
Versión en Español
Audio: Español

Más información

Título original:
The Counterfeit Traitor
Géneros:
Clásicos, Thriller
Recaudación: 29.739,00 €
Espectadores: 271.060
Ver ficha:
IMDB
tangerdanger

Yo la veo bastante floja. En el guión abundan los sinsentidos y las trampas por tal de multiplicar la tensión y el suspense. Me refiero a coincidencias increíbles o decisiones extrañas por parte de la Gestapo, que a veces se vuelven blandos como policías locales de una pequeña localidad de playa. En general parece que hay demasiado miedo en representar la violencia y por eso vemos a unos nazis poco nazis y un héroe sin tacha, que aunque parece que ofrece posibilidades de ambigüedad, al final se decide hacer de él un personaje 100% convencional y sin interés.

Se puede conceder que la dirección ofrece algunos detalles de calidad, pero no bastan para salvar el conjunto, que a mi modo de ver es bastante inane y mojigato.

Es una delicia. El sabor de los primeros sesenta, el technicolor, los actores, el suspense, la perfecta ambientación, las localizaciones, la música, el romanticismo, los toques de cierta crudeza y modernidad, las alabanzas a la libertad, a la democracia, a la honestidad, todo mientras se cuenta una historia de los años cuarenta y su guerra. Eran tiempos donde todavía existía la URSS como contrapeso y occidente aspiraba aún a la democracia. Qué triste lo que vivimos hoy en comparación. Muy buena película para un buen día.

9

"Una historia de espías basada en la propia realidad. William Holden está extraordinariamente bien como un industrial sueco-americano que se dedica a conectar con los nazis durante la Segunda Guerra Mundial con el propósito de pasar información a los aliados. Rodada en los lugares donde sucedieron los hechos. Brillante."

El Pais de El País

8

"A likely type of motion picture that hasn't been seen very often in recent years, the good old spy melodrama."

Bosley Crowther de NY Times