El Último Hurra
El Último Hurra

El Último Hurra

The Last Hurrah

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español

Versión en Español

dirección

John Ford

Año de producción

1958

Géneros

Drama, Clásicos

Estreno en cines

08/02/02

Recaudación

9.130,00 €

Espectadores

19 691

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Una campaña política municipal sirvió a John Ford para efectuar una aguda radiografía de la localidad, resaltando lo individual al servicio de lo colectivo, y al mismo tiempo desarrollar un inteligente y emotivo discurso sobre la grandeza de la derrota. Es uno de sus films más maduros en el que, lejos de toda tentación crepuscular, la lucidez le permite llegar hasta el más generoso vitalismo. Una vez terminado su mandato, Frank Skeffington, el veterano alcalde irlandés de una ciudad de Nueva Inglaterra, se presenta a la reelección. Cuando comienza la campaña electoral, sus amigos le aconsejan que cambie sus métodos porque, aunque su rival es un joven incompetente, cuenta con el apoyo de los sectores más influyentes de la ciudad.

Premios
Te la recomendamos para...

Dirección y reparto

¿Cómo valoras esta película?

9.0

"No se acueste sin ver o grabar este delicioso melodrama con toques de humor irlandés. El maestro John Ford adapta una novela de Edwin O'Connor empapada de sentimentalismo y consigue, con la ayuda de un impresionante reparto de veteranos, una película tierna y amarga a un tiempo. Spencer Tracy borda su personaje de Frank Skeffington, un político a la vieja y honesta usanza. Entre los secundarios, destacan las intervenciones de Ricardo Cortez, James Gleason, Anna Lee, John Carradine y muchos más."

El País de El País

8.0

"Sentimental, certainly, and featuring a perilously protracted death-bed scene, but with Ford superbly at ease on his Irish-American home ground in an elegiac account of the last, doomed campaign of a New England political boss (based by way of Edwin O'Connor's novel on Boston's Mayor Curley), defeated by time and new-fangled media image-making. Sidestep-ping the corruption inseparable from this sort of old-style politicking, Ford prints the legend with a warm, rueful (almost testamentary) sense of recollection. Outstanding camera-work by Charles Lawton, and a rich gallery of performances in which Hollywood veterans and Ford's stock company are well to the fore."

Time Out de Time Out