El séptimo sello
El séptimo sello

El séptimo sello

Det Sjunde Inseglet

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español

Versión en Español

dirección

Ingmar Bergman

País

Suecia

Año de producción

1957

Géneros

Clásicos, Drama

Estreno en cines

20/03/61

Recaudación

95.096,70 €

Espectadores

32 675

Ver ficha

IMDB

Sobre la película

Suecia en el siglo XIV. Un caballero atormentado y lleno de dudas vuelve a su castilla tras diez años de inútiles luchas en las Cruzadas y la Muerte se presenta reclamándolo. Con la esperanza de obtener algunos conocimientos antes de morir, el caballero reta a la Muerte a una partida de ajedrez. Mientras juegan, el caballero observa ciertas escenas de crueldad y sufrimiento que sugieren las torturas e injusticias a Alyosha descritas por Ivan Kamarazov. Las imágenes y los presagios del film son medievales, pero el discernimiento psicológico es moderno a la vez que erótico lo que añade tensión y hasta sensación de tormento.

Dirección y reparto

¿Cómo valoras esta película?

Seré un inculto y un no merecedor del cine de este señor, pero esta película (única que he visto de Bergman) no me ha gustado. Muy lenta, y quizá no he entendido nada. La veré en el futuro para poder valorarla con más tablas. No la puntuaré.

25 julio 2018 (Editado)

Un guión de hierro y una composición de la imagen magnífica. La simbología utilizada por Bergman logra, con una sencillez impecable, crear una historia aprovechable de cabo a rabo sobre la Muerte y la fe. Una historia cocida a fuego lento, con múltiples capas de profundidad.



Es especialmente interesante echar la vista atrás a este tipo de películas sobre la época medieval, ahora que ésta se usa como excusa para crear historias rimbombantes y una puesta en escena espectacular, que acaban siendo más parecidas al 'Transformers' de Michael Bay que a cualquier cosa escrita sobre la Edad Media en los siglos pasados.

18 febrero 2018 (Editado)

Magnífico guión y notable la forma de I. Bergman de hablar sobre religión y existencialismo. La vida y la muerte jugando e interrogándose entre sí mediante una partida de ajedrez. Una de las grandes obras maestras del cine sin ninguna duda. Una película intelectual y racional en esencia, pero dotada al mismo tiempo de una increíble fuerza emocional.

27 diciembre 2017 (Editado)

segunda parte de la crítica.
Me cae mejor el escudero, un hombre igualmente ilustrado pero más pragmático y valiente.
Bueno, había que verla y mereció la pena, pero hay que reconocer que es lenta, si bien transmite esas angustias existenciales, a mí, la verdad no me llegó mucho, no debo estar en otra honda.
Por cierto es muy caprichosa esta muerte, como cuando sierra el árbol, no se la entiende para nada por qué se ceba con el titiritero, aquí resulta patética con el serrucho.
A lo mejor me he pasado puntuándola, mejor un 6, si que es algo insulsa y manida.

Saludos.

23 julio 2015 (Editado)

Hola
Bergman se atreve a jugar una partida de ajedrez con la mismísima muerte, para ganarle un tiempecillo, es la misma que se presenta a la cena final en el Sentido de la Vida, pero los Monty Python, se lo toman con su irreverencia acostumbrada y Kurt Vonnegut en matadero 5 (autobiográfica)..
Para gustos los colores.
El film es en blanco y negro, la acción transcurre en la profunda edad media, la fotografía muy cuidada, recuerda al manantial de la doncella en su estética, que hay que reconocer, que por sí misma, tiene tanta fuerza que merece la pena ver la peliculera.
Y poca cosa más que contar, al final de la peli, me quedo casi como al empezar, alguna reflexión interesante.
Es un tema obsesivo para muchos y me identifico con el caballero y con su cabreo por el silencio divino ante la sospecha de su inexistencia, pero eso lo pasé en la infancia y lo doy por superado, soy a ateo y me hubiera gustado creer en Dios y ya ni siquiera pienso en la muerte, aun viéndola de cara, tan solo en la soledad, que a veces se hace muy dura y por supuesto en el sufrimiento y el desamparo.
Me cae mejor el escudero, un hombre igualmente ilustrado pero más pragmático y...

23 julio 2015 (Editado)

Bergman nos regala un Quijote mediaval y atormentado. La película esprofunda y también divertida. Tiene escenas inolvidabes. Como la de los jugalres en la plaza del pueblo y la llegada de los cristianos. O esa cena epifánica a base de fresas y leche, con la música del laúd al borde del mar

23 julio 2015 (Editado)
10.0

"Ingmar Bergman's dark masterpiece effortlessly sees off the revisionists and the satirists; it is a radical work of art that reaches back to scripture, to Cervantes and to Shakespeare to create a new dramatic idiom of its own. It was released 50 years ago, but it's as fresh as a glass of ice-cold water. Max von Sydow and Gunnar Björnstrand are the ascetic Crusader knight and his cynical squire who return from the wars after 10 years to find their country ravaged with plague and the population panicking about the coming apocalypse. The knight is confronted by the cowled figure of Death, who agrees to a game of chess, and lets the knight stay alive for as long as he can stave off checkmate. It's an inspired conceit, a seriocomic masterpiece on its own, which Bergman carries off with absolute conviction. Woody Allen's honourable homage in Love and Death brought out its latent black comedy, though a batsqueak of this is present in Bergman."

Peter Bradshaw de The Guardian

10.0

"A knight returning from the Crusades finds a rude church still open in the midst of the Black Death, and goes to confession there. Speaking to a hooded figure half-seen through an iron grill, he pours out his heart: "My indifference has shut me out. I live in a world of ghosts, a prisoner of dreams. I want God to put out his hand, show his face, speak to me. I cry out to him in the dark but there is no one there.'' The hooded figure turns, and is revealed as Death, who has been following the knight on his homeward journey. Images like that have no place in the modern cinema, which is committed to facile psychology and realistic behavior. In many ways, Ingmar Bergman's "The Seventh Seal'' (1957) has more in common with the silent film than with the modern films that followed it--including his own. Perhaps that is why it is out of fashion at the moment. Long considered one of the masterpieces of cinema, it is now a little embarrassing to some viewers, with its stark imagery and its uncompromising subject, which is no less than the absence of God."

Roger Ebert de Chicago Sun Times