7,9

El retrato de Dorian Gray

· 110min.

Basada en la novela de Oscar Wilde y rodada en un estilo delirante y profundo, esta escalofriante historia no ha perdido su poder.
No disponible en tu país

Sobre la película

Basada en la novela de Oscar Wilde y rodada en un estilo delirante y profundo que la hizo merecedora de un Oscar a la Mejor Fotografía, esta escalofriante historia no ha perdido su poder de sorprendernos.

Dorian Gray (Hurd Hutfield) es un joven aristócrata muy atractivo que vende su alma al Diablo a cambio de la eterna juventud. Gracias a una invocación consigue que sea el retrato que le ha hecho su amigo Basil Hallward (Lowell Gilmore) el que sufra el proceso natural del envejecimiento.

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Inglés
Versión en Español
Audio: Español

Más información

Título original:
The Picture of Dorian Gray
Ver ficha:
IMDB

Estupenda. La ví hace mas de 40 años y me impresionó. Vista hoy, también.

Impresionante la puesta en escena, los decorados y la fotografía. Y la elección del actor principal funciona a la perfección, generando extrañeza y un punto de incomodidad.

Ángela Lansbury MARAVILLOSA.

Adaptación del libro de Oscar Wilde.

Es la tercera película de Angela Lansbury, y quizás una de las pocas donde hace de "chica buena" (que yo recuerde). Para mucha gente es y será Jessica Fletcher, o la Bruja Novata, pero Dame Angela Lansbury tiene a sus espaldas una larga carrera como actriz de cine y de teatro. Para mí, su mejor interpretación, es en El mensajero del miedo (The Manchurian Candidate, 1962).

Estupendo! Aunque la coloración del retrato no hubiera hecho falta.

La había visto de niño en la tele en blanco y negro y fue uno de mis terrores favoritos durante muchos años... todavía recordaba perfectamente como era el cuadro final... lo que no recordaba era... no lo voy a decir porque forma parte de efecto.

Magnífica película, buena adaptación aunque se queda pálida ante el horror permanente que rezuma la novelita de Wilde. Un libro que hay que leer, definitivamente.