7,7

El nadador

· 95min.

Basada en un relato de John Cheever y fuente de inspiración de "Mad Men", "El nadador" es una de las cumbres de Burt Lancaster. Un lúcido retrato de la Norteamérica de los 60.
No disponible en tu país

Sobre la película

Basada en un relato de John Cheever y fuente de inspiración de "Mad Men", "El nadador" es una de las cumbres de Burt Lancaster. Un lúcido retrato de la Norteamérica de los 60.
Según Burt Lancaster, la mejor película de su carrera así como la que más le gustaba. Una reimaginación de "La muerte de un viajante" en un mundo de piscinas.

Ned Merrill vive en una zona residencial de clase alta en las afueras de Connecticut. Una día, Ned se da cuenta de que todo el valle donde vive está lleno de piscinas privadas. Ante el asombro de sus amigos, Ned decide recorrer el valle de piscina en piscina hasta llegar a su casa. Por el camino, se encuentra a varias de las mujeres que formaron parte de su vida: una apasionada adolescente a punto de dejar de serlo, una ex amante despechada, la sensual esposa de un viejo amigo.

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Inglés
Versión en Español
Audio: Español

Más información

Título original:
The Swimmer
Géneros:
Clásicos, Drama

Títulos similares

Estic d'acord amb Hulot i considero que la manca de ritme la fa pesada. Li manquen detalls visiuals potents i una música més addient, per suposat- Considero que la ideano és dolenta, però la realització força deficient.

Direcció fallida de Frank Perry (finalitzada per Sidney Pollack, sense acreditar). El film parteix d'una idea pobra i es cometen greus errors, com ara aquells zooms i alentiments tan pedants, que fan que sigui missió impossible, per al cinèfil, gaudir d'aquesta pel·lícula.

(Editado)

Patética e inquietante. Un misterio y una tensión que van creciendo a lo largo de la película.

Desconcertante, imaginativa, buñuelesca e incluso en algunos momentos tarkovskiana, recordando a La Infancia de Ivan con ese clima de sueño y esos bosques. Trágica tambien, y triste. Y divertida. Un peliculón. Maravillosa banda sonora que pasa de lo dramático a lo inquietante en un segundo.

La grandeza de esta obra reside en dos grandes pilares, uno el fascinante e inconmensurable trabajo interpretativo de Lancaster ( se le acaban a uno los epítetos con este hombre) otro en la maestría de Perry para saber trasladar esa atmósfera colorista de los 60 en todo su esplendor, adaptando el texto de Cheveer magistralmente ( hasta donde le dejarón). Esas asépticas e inanimadas residencias donde parece que el tiempo se detiene y donde la soledad se respira me hacían recordar algún cuadro de Hopper, tan colorista y a su vez tan sórdido. Una película audaz y muy crítica con esa oscura y superficial opulencia que caracterizó la América que tan acertadamente retrató Cheveer en todas sus obras.

8

"Cheever era un especialista en la amargura de la clase media-alta y la retrató con una lucidez autodestructiva."

Sergi Pamies de El País