7,8

El mismo amor, la misma lluvia

· 112min.

Las alegrías, las ilusiones, las desilusiones y la esperanza de dos personajes y su entorno, narrados con humor, emoción, grandes dosis de ironía y una pizca de sarcasmo.
No disponible en tu país

Sobre la película

Jorge (Ricardo Darín), de 28 años, es la joven promesa de la literatura argentina, aunque en realidad vive de los cuentos románticos que escribe para una revista de actualidad. Una noche conoce a Laura (Soledad Villamil), una soñadora camarera que sigue esperando el regreso de su novio, un artista que está montando una exposición en Uruguay y del que no tiene noticias desde hace meses. Laura y Jorge se convierten en pareja, y ella, convencida de que Jorge posee un gran talento, se empeña en que escriba literatura "de verdad". Pero la convivencia entre ellos se va deteriorando y su relación acaba en ruptura. A lo largo de casi dos décadas, descubriremos las alegrías, las ilusiones, las desilusiones y la esperanza de estos dos personajes y su entorno, narrados con humor, emoción, grandes dosis de ironía y una pizca de sarcasmo.

Dirección y reparto

Dirección:
Juan José Campanella

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español

Más información

Género:
Romántica
País:
Argentina
Estreno en cines:
19/07/02
Recaudación: 2.804.629,26 €
Espectadores: 609.566
Ver ficha:
IMDB

magnifica película sobre la vida, las relaciones de pareja y de amigos .El amor en sus muchas acepciones,la lealtad, los principios .Con dosis de humor maravilloso ,divertida y con un ritmo muy bueno .No desciende en ningún momento el interés por ella a pesar de tener mas de 2 h y media de duración. La recomiendo

(Editado)

Pasable. Cursi. Actores bien. Hay algunos problemas para hacer creíble la pasión de los personajes. No se ve que estén apasionados como quiere hacer creer la película y eso no es problema de guion.

(Editado)
9

" Suave tragicomedia primorosamente hecha en clave y tono de comedia. Despide desde su arranque dolor y emoción, alegría y severidad (...) Una obra que se cierra con la misma maestría con la que sea abre: en un prodigio de desenlace gradual "

Ángel Fernández Santos de El País