El Maquinista
El Maquinista
SD V.O.S.E. Castellano 105 min NOTA USUARIOS: 7,6 NOTA PRENSA: 7 NR < 18 años

El Maquinista

The Machinist

Director

Brad Anderson

Nacionalidad

España

Año de producción
Estreno en cines
Recaudación

1.660.056,00 €

Espectadores

328.536

Género

Thriller

Distribuidora

Filmax

Trevor Reznik, operario en una factoría, no puede dormir desde hace un año. La fatiga le ha comportado un horrible deterioro de su condición física y su salud mental. Repelidos por su aspecto, sus compañeros se volverán contra él cuando uno de ellos pierde un brazo en un incidente en el que Trevor se ve involucrado. Atormentado por la culpa, la vergüenza de Trevor se transforma en sospecha, y después en paranoia, cuando parece descubrir que hay una conspiración contra él para despedirlo... o peor. Trevor investiga los extraños sucesos que están convirtiendo su mundo en una pesadilla. Pero cuanto más descubra, menos querrá saber. 

Premios Te la recomendamos para... Temas

Dirección y reparto

Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es
  • Ir al perfil público de cheroap
    cheroap

    Gran película. Sólo por ver la impresionante interpretación de christian bale es imprescindible ver

    9.5 9,5 2014-01-10 08:23:50
  • Fausto Fernández de Fotogramas

    Cuento de fantasmas y angustias existenciales, El maquinista encuentra su grandeza y originalidad en el trabajo somático de un alucinante, esquelético Christian Bale, epítome del alienado eslabón de una cadena de producción oxidada por la despersonalización. Personaje incómodo, con el que cuesta implicarse emocionalmente sin experimentar rechazo, este operario atrapado en una pesadilla de clara evocación a Roman Polanski (¿tenemos frescos todos Repulsión y El quimérico inquilino?) parece una asombrosa aleación entre la combativa mirada pro obrera de Lina Wertmüller y la pornografía del pánico de Liliana Cavani.

    6.0 6.0
  • Casimiro Torreiro de El País

    Bale contagia al espectador tal sensación de fragilidad, su mirada está tan poseída por la locura que hace que el filme respire siempre un aire malsano, espléndidamente apoyado en una fotografía fría y de colores oscuros y metálicos.Brad Anderson controla el tempo narrativo, muy condensado y capaz de transmitir una sensación inquietante. Es un honesto, bien rodado e inquietante filme de género, una de esas sólidas propuestas que siempre logran hacerse en Sitges un lugar en el palmarés.

    8.0 8.0