6,9

El discípulo del diablo

· 83min.

Solo para suscriptores
Protagonizada por Kirk Douglas, Burt Lancaster y Laurence Olivier, esta hilarante comedia está basada en la conocida obra teatral de Bernard Shaw sobre la guerra de independencia.

Sobre la película

Protagonizada por Kirk Douglas, Burt Lancaster y Laurence Olivier, esta hilarante comedia está basada en la conocida obra teatral de Bernard Shaw sobre la guerra de independencia.

En plena guerra de la Independencia Americana, en una pequeña población de Nueva Inglaterra, los Dudgeon son una de las familias que participaron en estos enfrentamientos. La oveja negra de la familia, Dick Dudgeon regresa a la casa en la que transcurrió su infancia después de la muerte de su padre, con el fin de escuchar el testamento y el legado que ha designado a cada uno de los miembros de la familia. A pesar de la enemistar de la familia con Dick, su padre le deja la mayor parte de la fortuna a él, para desesperación de los otros miembros de la familia.

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Inglés

Premios y nominaciones

Más información

Título original:
The devil's disciple
Géneros:
Comedia, Clásicos, Bélico
Recaudación: 1.662,73 €
Espectadores: 9.265
Ver ficha:
IMDB

Historia bastante graciosa que mantiene el espíritu de la obra teatral que adapta. Va sobrada de ironía con un trío de protagonistas en buena forma. Tiene su dosis de patriotismo por el tema que trata, aunque hay casos peores. No me ha explotado la cabeza pero me ha hecho pasar un buen rato.

Es una delicia de pelicula,con un guión burbujeante como un buen champagne...

Saxo36

Es puro Shaw! Los dialogos són estupendos y escucharlos en su idioma una delicia. Los tres estupendos pero Sir Laurence!!



9

espinacabrocco

Excelentes actores y notable la ironía del general, (sir Laurence Olivier). La suerte de no haber sido traducida, me ha permitido verla hoy por primera vez.

7

" Sir Laurence's irreverential ribbing of history and historic figures and his compassion for the comparatively rough-hewn, embattled provincials are a delight to the eye and ear."

A. H. Weiler de NY Times