7,8

El coleccionista

· 119min.

William Wyler firmaba otra obra maestra para la historia del cine con este estilizado cuento de terror que adaptaba con clase y estilo la novela de John Fowles.
Solo para suscriptores

Sobre la película

La gran inspiración para Almodóvar en "Átame" junto con "Horas desesperadas". Tras "La Calumnia" y "Ben-Hur", William Wyler firmaba otra obra maestra para la historia del cine con la que sería una de sus últimas películas. Un estilizado clásico de terror que adaptaba con clase y estilo la novela de John Fowles.

Freddie Clegg, un empleado del Banco de Londres, es un hombre introvertido y triste que se dedica a coleccionar mariposas. Su vida cambia bruscamente cuando le toca la lotería, pues entonces decide secuestrar a Miranda Grey, una joven estudiante de arte por la que se siente atraído desde hace tiempo. Compra una casa en las afueras de Londres y retiene a la chica en el sótano un mes. Durante ese tiempo afloran en los dos personajes sentimientos encontrados.

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español
Versión Original con Subtítulos
Audio: Inglés • Subtítulos: Español

Más información

Título original:
The Collector
Géneros:
Thriller, Clásicos, Terror
Estreno en cines:
27/07/78
Recaudación: 69.076,00 €
Espectadores: 92.759

Títulos similares

es dificil atrapar la atención con solo dos personajes y casi un mismo escenario durante toda una película. Pero, aquí se consigue.

William Wyler fue un director excepcional ("Los mejores años de nuestra vida" es una de las mejores películas que he visto), y en "El Coleccionista" consigue mantener la atención todo el tiempo, gracias en buena medida a las interpretaciones de Terence Stamp y Samantha Eggar. Sin embargo, ésta es una película que me ha dejado una mala sensación.

(Editado)
espivo

La metáfora de las mariposas simplifica en exceso la historia, confunde, incluso: ese paseo inicial por Londres, con la ligereza de una mariposa, como si ése fuera el único acicate para secuestrarla. A una mariposa no se la sigue durante años, ni se acompleja uno delante de ella. No sé si contra la voluntad del director, la película transciende su aparente primer propósito.

La vi de pequeña y todavía la recuerdo. Tras verla de nuevo tantos años después encuentro una obra valiente y rompedora. Los dos actores están sublimes y sorprende el uso de una banda sonora alegre y jovial que pone aún más de manifiesto la tensión y el horror. Una obra maestra.

Wyler nos muestra una vez más su gran talento. Para mi, lo mejor del film, radica en la habilidad para en momentos, hacernos dudar de quién es el malo de la peli. El protagonista, genialmente interpretado por Terece Stamp, nos hace dudar del fondo de su conducta. Lógicamente, el malo es él, no puedes ir por la vida secuestrando a la chica a la que quieres enamorar pero, llega a engañarnos en sus motivos, se ven hasta nobles. Él, un timorato, objeto de burlas, de qué otra manera podría llegar a enamorarla?
Lógicamente, no son formas pero hay momentos qué empatizas.
Samanta Eggar borda su papel de mujer furiosa y rebelde ante lo qué es un delito violento. Parece que, nada va a truncar sus ansias de Libertad.