4,9

El asesino ha reservado nueve butacas

· 99min.

Violencia, erotismo y perversión en este giallo canónico que nos ofrece uno de los papeles más importantes en la carrera de Rosanna Schiaffino.
No disponible en tu país

Sobre la película

Violencia, erotismo y perversión en este giallo canónico que nos ofrece uno de los papeles más importantes en la carrera de Rosanna Schiaffino.

Los integrantes de una familia no demasiado bien avenida deciden visitar el antiguo teatro de la casa familiar. Pronto empiezan a vivir situaciones extrañas, como la presencia de un misterioso invitado al que nadie parece conocer. Cuando las puertas del recinto se cierran, dejando a todo el mundo encerrado, y una de las asistentes es asesinada, la extrañeza pasa a convertirse en miedo.

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Italiano
Versión en Español
Audio: Español

Más información

Título original:
L'assassino ha riservato nove poltrone
Géneros:
Clásicos, Terror
País:
Italia
Estreno en cines:
22/09/75
Recaudación: 103.010,00 €
Espectadores: 302.153

Copiando los "10 negritos" de Agatha Christie en lo que respecta a su estructura narrativa, y combinándola con elementos sobrenaturales, he aquí una película de intriga falsamente considerada un "giallo" (ya que aquí no existe investigación policial ni tampoco un héroe que intente desvelar el misterio en paralelo). Los diálogos son petulantes y forzados; muchas de las situaciones argumentales, incongruentes; y el desenlace resulta demencial. Pero la dirección artística es excelente, obteniendo del teatro (y el majestuoso castillo) en el que suceden los hechos una atmósfera onírica y malsana muy eficaces. Por último, las apariciones del asesino son en verdad inquietantes porque se revelan muy coherentes con el lugar en que transcurren y la puesta en escena de los asesinatos (contundente y de gran impacto visual) también acaba siendo otro hallazgo. Por cierto: Michele Soavi saqueó unas cuantas ideas de esta película para su sobrevalorada "Aquarius"...

8

"Una película sorprendente, no genial pero inteligente en sus formulismos, y que no merece dormir el sueño de los justos en el olvido colectivo."

Alberto Abuín de Espinof