7,9

El Arca Rusa

· 95min.

La obra más ambiciosa de Aleksandr Sokurov. 90 minutos de prodigioso plano secuencia a través de los pasillos del museo Hermitage de San Petersburgo.

Sobre la película

La obra más ambiciosa de Aleksandr Sokurov. 90 minutos de prodigioso plano secuencia a través de los pasillos del museo Hermitage de San Petersburgo. Sokurov hizo realidad el sueño de rodar "en un suspiro", y por primera vez en la historia del cine, una única toma initerrumpida de 90 minutos con más de 2.000 actores y figurantes dispuestos en las 33 salas del mayestático Museo de Hermitage, mágica Arca de la Historia y la Cultura de todo un país.

Un cineasta ruso contemporáneo aparece de improviso, cual fantasma, en el Museo del Hermitage de San Petersburgo. Allí, encuentra a un cínico diplomático francés del siglo XIX, el marqués de Custine (Sergei Dreiden), que hace las veces de cicerone iniciándolo en un viaje en el tiempo por las suntuosas salas del Museo. Juntos atravesarán 300 años de la tormentosa Historia de Rusia, siendo testigos de excepción de algunos de los acontecimientos históricos más significativos que sucedieron en el otrora Palacio de Invierno. 

Dirección y reparto

Dirección:
Aleksandr Sokurov

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Ruso

Más información

Título original:
Russkiy kovcheg
Género:
Drama
País:
Rusia
Estreno en cines:
07/05/04
Recaudación: 172.970,00 €
Espectadores: 35.760
Ver ficha:
IMDB

Títulos similares

La tuve que dejar en el minuto 53. Ya sabía que no adivinaría quién era el asesino.

El magistral uso de la cámara nos permite adentrarnos en ésta arca a la deriva en tiempos del COVID-19.

Faraónica e inacabable obra de Sokurov, difícilmente repetible. El recorrido a través del majestuoso museo Hermitage se me antoja uno de los regalos más inesperados y bellos de la década. Nunca recorrer la historia fue tan hipnótico. Por encima de la opulencia de la aristocracia, los zares y las salas del museo, el trabajo de la cámara es simplemente abrumador, moviéndose literalmente como un fantasma, como nuestro protagonista narrador. El enigmático diplomático francés (Sergei Dreiden) es el guía perfecto por una aventura que volveré a disfrutar repetidas veces en mi casa con un proyector, enfocando hacia la enorme pared blanca y el equipo de música inundando mi cuarto con la orquesta del Arca Rusa, sintiéndome parte de ese mundo inaudito creado por Sokurov. Siendo otro estilo y otra forma, es innegable apreciar la poesía de Tarkovski en la película, con esos delicados panelados y esa profundidad espiritual, creada por una atmósfera que termina embelesando. Una obra de arte.

Cine que necesita buenos catadores de arte y de historia para ser situado en su justa dimensión. Sorprendente. El personaje del Marqués de Custine hará las delicias del espectador con su cinismo y sano conservadurismo.

pollolazo

Como no seas conocedor de la memoria histórica rusa empiezas mal, muchas anécdotas para curiosos o intelectuales. Sí, el apartado artístico y técnico es sobresaliente (aunque las redimensiones a veces marean) , pero no salva hora y media de película. Cansa al rato.

¿Dónde se había metido este prodigio cinematográfico? nunca había visto algo así, toda la película es un plano secuencia recorriendo ese increíble palacio, cada minuto que pasa es visualmente más impresionante que el anterior hasta llegar al ultimo cuarto de película que es espectacular, un auténtico regalo para la vista, aunque hay que avisar que no es para todos los públicos, es de esas que o te fascinan o te aburres mortalmente a los 10 minutos.

Espectacular. Un viatge en el temps i l'història

10

"The best style has a purpose to it, and Russian Ark, in its hypnotic, endless swirl, gets at a deep truth of the post-Soviet psyche, haunted by its legacy of czarist rule and Stalin-era sacrifice. The film is a sad home for ghosts."

Joshua Rothkopf de Time Out

10

"A coda that will have the movie's audience gasping in exhilarated exhaustion, whispering astonished gratitude to Sokurov for having created vigorous art out of 21st century video technique and asking themselves, "What's the Russian word for Wow!?""

Richard Corliss de The Times

9

"Propuesta admirable, insólita desde el punto de vista del lenguaje, un de las más radicales de toda la historia del cine (...) un desafío inmenso, sólo al alcance de unos pocos cineastas; y vale la pena verlo"

Casimiro Torreiro de El País