9,1

El apartamento

· 125min.

Probablemente, la mejor comedia romántica de todos los tiempos. Ganadora de 5 Oscar, es la cima de la pareja artística que formaron Jack Lemon y Shirley MacLaine. Imprescindible.
Solo para suscriptores

Sobre la película

Probablemente, la mejor comedia romántica de todos los tiempos. Ganadora de 5 Oscar, es la cima de dos de las más grandes pareja artísticas de la historia del cine, la que formaron Jack Lemon y Shirley MacLaine y el veterano esccritor I.A.L Diamond con Billy Wilder, quienes ya habían colaborado en "Con Faldas y a Lo Loco". Una mordaz y satírica comedia sobre la ambición insaciable de los hombres.

C.C. Baxter es un modesto pero ambicioso empleado de una compañía de seguros de Manhattan. Está soltero y vive solo en un discreto apartamento que presta ocasionalmente a sus superiores para sus citas amorosas. Tiene la esperanza de que estos favores le sirvan para mejorar su posición en la empresa. Pero la situación cambia cuando se enamora de una ascensorista (que resulta ser la amante de uno de los jefes que usan su apartamento.

Dirección y reparto

Dirección:
Billy Wilder

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Inglés • Subtítulos: Español
Versión en Español
Audio: Español • Subtítulos: Español

Más información

Título original:
The Apartment
Estreno en cines:
23/12/62
Recaudación: 280.766,00 €
Espectadores: 436.557

Títulos similares

simplemente extraordinaria

Comedia neoyorkina clásica muy buena. Me ha encantado, creo que la mejor que he visto hasta ahora

Una comedia romántica estupenda (aunque en muchos momentos trágica). La deshumanización del ser humano bajo el capitalismo y la clase social es palpante en lo que se podría considerar una cinta muy inocente. El trabajador medio ve su vida privada totalmente invadida por sus superiores, su horario laboral realmente nunca acaba, porque cuando vuelve a su casa sigue estando a merced de sus superiores, bajo amenaza de ser despedido.

Los jefes del señor Baxter le valoran no por su persona, ni siquiera por los beneficios que aporta a la compañía de seguros, sino por su servidumbre absoluta hacia ellos ("Buddy Boy" siendo un apodo de los jefes para recordarle siempre dónde están ellos y donde están él).

Al final, que el trabajador se niegue a acatar la dictadura de su jefe, incluso si le cuesta el trabajo, es un acto de empoderamiento absoluto. Tomar riendas sobre nuestra propia vida, sobre nuestras relaciones humanas, es tan liberador como revolucionario.

10

"No conozco ninguna película tan romántica, realista, soñadora, triste, mordaz, sensata, cabrona y bonita como ésta."

Carlos Boyero de El País