5,7

Eastern

· 78min.

Siguiendo la senda abierta por el nuevo cine griego, acogemos el estreno internacional de este distópico y violento alegato feminista que haría las delicias de Yorgos Lanthimos.
No disponible en tu país

Sobre la película

Estreno Internacional.

Siguiendo la senda abierta por el nuevo cine griego y concretamente, por "Canino", el Atlàntida Film Fest acoge el estreno internacional de este distópico y violento alegato feminista que denlo por seguro, haría las delicias de Yorgos Lanthimos.

Detrás de las puertas de una acaudalada zona residencial se está jugando un juego peculiar. La vida de sus opulentos residentes está regulada por un código honorario y patriarcal. Y es que las familias Kowalski y Nowak han estado enredadas y confrontadas a través de un constante acto de venganza durante años. Bajo la presión de su padre y la comunidad, Ewa Nowak comienza la caza y captura de la joven Klara Kowalski, la asesina de su hermano.

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Polaco • Subtítulos: Español

Más información

Género:
Thriller
País:
Polonia

Títulos similares

Interesante ajuste de cuentas entre clanes heteropatriarcales que acaban involucrando a las mujeres... y claro, cuando ellas entran en juego, la cosa cambia. Las dos actrices protagonistas interpretan a dos jóvenes tan distintas entre sí (pero con mucho en común) que se acaban complementando perfectamente como los principales pilares de la película que son. Si bien da la sensación de que empieza de una forma un tanto pretenciosa y dejándose inspirar demasiado por las pausadas y enigmáticas atmósferas del cine europeo, se va desarrollando de forma solvente hasta llegar a un acertado desenlace.

Thriller distópico con una cacería humana alternativa como leitmotiv, protagonizada por dos jóvenes y solventes actrices como las hijas de los dos clanes familiares enfrentados por una deuda de sangre.

El intento de crear una atmósfera de misterio gracias a una narrativa falta de contexto le acaba pasando factura, convirtiéndose así en un producto soporífero con aires de grandeza. Ni alegato feminista ni leches.

(Editado)