8,4

Donkeyote

· 86min.

"Una historia verdadera" a la española. Manolo decide acometer una última travesía por los Estados Unidos: la brutal Senda de las Lágrimas, de 2.200 millas. Pero no sin su burro.
No disponible en tu país

Sobre la película

Manolo lleva una vida sencilla en Andalucía junto a sus dos pasiones: sus animales, en especial el burro Gorrión, y sus paseos por la naturaleza. Pese a los consejos del médico, decide acometer una última travesía por los Estados Unidos: la brutal Senda de las Lágrimas, de 2.200 millas. Pero no sin su burro. El transporte de este, la artritis crónica de Manolo y el miedo de Gorrión al agua son tan solo pequeños inconvenientes que deberán superar. Y, a lo largo de su aventura, la amistad de Manolo con sus animales alcanzará un bello equilibrio. ¿Hallarán el Oeste americano? Y, lo que es más importante: ¿serán capaces de ver la vida tal como es y no como debería ser?

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Español • Subtítulos: Español

Más información

Género:
Documental
Países:
España, Alemania

Títulos similares

Con qué sutileza se puede decir sin decir, gracias por una película tan humana. Gracias Gorrión y Zafrana, gracias por poner el ritmo adecuado a estos tiempos convulsos. Soberbia y absolutamente recomendable

Es una película muy bonita y tiene escenas totalmente entrañables (y por qué no decirlo, desternillantes).
La calidad es totalmente cinematográfica, y las interpretaciones de los personajes protagonistas bien parecen de actores profesionales, resultando totalmente verosímiles, no como los descafeinados y forzados acentos andaluces que se ven en TV.
Eso sí, me parece que se estira demasiado la poca historia que tiene.

8

"The tone of Pereira’s work here is akin to that of David Lynch’s The Straight Story, but with a donkey instead of a riding lawnmower and lower familial stakes. It’s a relaxing film that follows a protagonist that the viewer can openly question, but still admire. "

Hot Docs de Web oficial

8

"The film, with tongue-in-cheek humor and heartwarming scenes of an old man on an inherently ludicrous mission, reiterates a common adage: the heart goes where the heart wills."

Clare Roth de Vox Magazine