Corredor sin retorno
Corredor sin retorno

Corredor sin retorno

Shock Corridor

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos

  • Audio: Inglés
  • Subtítulos: Español
Año de producción

1963

Géneros

Drama, Clásicos

Estreno en cines

09/12/66

Recaudación

76.967,00 €

Espectadores

656.893

Sobre la película

Una de las cimas de Samuel Fuller. Clásico de la historia del cine en el que un ambicioso periodista Johnny Barrett aspira a ganar el Premio Pulitzer internándose en un hospital psiquiátrico con el fin de investigar un asesinato cometido en el centro. 

dirección

Samuel Fuller

Títulos similares

¿Cómo valoras esta película?

Vehemente pesadilla psicológica en cuya trastienda hay una agria mirada a la sociedad norteamericana de la época. Deriva en una película de terror con todas las de la ley. Algo inverosímil e histérica, pero totalmente recomendable.

31 diciembre 2019
alvaro03

El planteamiento absurdo ya te avanza el desenlace. Exagerada, inverosímil (nadie verifica que la pareja no es su hermana, vaya seriedad en la investigación), con un macguffin sin interés (quien mato a nosequien). Resulta que hay hasta un premio nobel por ahí, enfermo de darle tanto a la cabeza supongo. Ni siquiera la protagonista femenina tiene bonitas piernas a pesar de lucirlas con profusión. Pasajes en color delirantes. Un despropósito, lo unico que consigue es recordarte lo buena que es "Alguien voló...". Nota: 3

18 diciembre 2019 (Editado)
ran67

Obra Maestra. La línea entre la pesadilla y el sueño americano es muy fina.

19 septiembre 2019
10.0

"Writer-producer-director Sam Fuller’s pulp masterpiece reduces its whodunit angle to a mantra – ‘who killed Sloan in the kitchen’ – and concentrates instead on institutionalised insanity."

Kim Newman de Empire

9.0

"Fuller’s vivid, personalized take on societal psychosis and Adam Simon’s profile combine to illuminate this cinema soldier’s aesthetics and obsessions."

Bill Weber de Slant Magazine

8.0

"I defy anyone to see it for the first time and not be in some way amazed by its energy or even by its passionate crudity."

Derek Malcolm de The Guardian