7

Corazonada

· 94min.

Edición remasterizada de una de las películas más extrañas y arriesgadas del ya de por sí arriesgado Francis Ford Coppola, una película maldita que con el tiempo ya es de culto.
No disponible en tu país

Sobre la película

Edición remasterizada de una de las películas más extrañas y arriesgadas del ya de por sí arriesgado Francis Ford Coppola, una película maldita que con el tiempo ya es de culto.
Una de las películas más extrañas y arriesgadas del ya de por sí arriesgado Francis Ford Coppola, la película maldita que con el tiempo se ha acabado convirtiendo en uno de los filmes de culto más importantes de la historia del cine. Musical con canciones de Tom Waits, que reinterpreta la ciudad de Las Vegas convirtiéndola en un gran y romántico escaparate de neones, es una película necesaria tanto para los interesados en los musicales más extraños como en el genio del cine que es Coppola. Nominada al Oscar a la Mejor Banda Sonora.

Frannie y Hank viven juntos desde hace cinco años pero, desde hace unos meses, no hacen más que discutir y su relación sentimental marcha cada vez peor. Frannie cree que Hank ha descuidado su relación y se ha vuelto aburrido y despreocupado. Ella sueña con una apasionada y romántica historia de amor que la saque de la rutina diaria. La noche del 4 de julio, tras una nueva discusión, deciden separarse. Poco después, Frannie conoce a Ray, un camarero de origen latino, cuyo única aspiración en la vida es llegar a ser un famoso cantante.

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión en Español
Audio: Español • Subtítulos: Español
Versión Original con Subtítulos
Audio: Inglés • Subtítulos: Español

Más información

Título original:
One From the Heart
Géneros:
Musical, Clásicos
Recaudación: 195.536,00 €
Espectadores: 122.905
Ver ficha:
IMDB

Títulos similares

Quizá la puntuación sea exagerada; pero es que cansa la falta de imaginación de la gente, que ha vapuleado esta película con vehemencia cuando adoran cualquier truño de Tarantino . Vale que fue un fracaso en taquilla y que apesta a cuento barato y gominola, como los musicales de los años treinta; pero hay que comprender que esta película fue rodada en 1981 y no estaba el ambiente precisamente para esos musicales a la antigua usanza y esos preciosismos visuales. La película está bien hecha, bien rodada, bien interpretada y no es, como lo que ha dicho una por aquí, que la vio mientras estaba fregando la loza. Hay que prestarle atención, pues todo el buen hacer de Coppola está aquí y entonces te parecerá lo que es, una película llena de simbolismos y poesía. Se nota demasiado que esta película está hecha a destiempo, para un tiempo que no era el suyo y lo pagó bien caro, el perillán, yéndose a la bancarrota y teniendo que vender sus estudios.

(Editado)

Gracias a Tom Waits y lo colorido de la puesta en escena, la película no llega a caer en el abismo al que se asoma continuamente. Una historia anodina, retrógrada, simple y sin gracia alguna. Lo más interesante queda en el juego de escenarios, montajes y composiciones, dando la sensación de una obra de broadway en la gran pantalla.

Gran película, bigger than life, mejor que el mejor de los sueños. Una trama super sencilla que permite que todo lo que se ve sea lo mejor que el cine puede ofrecer.

Fascinante, es como un cuento, pero con música de Tom Waits. El final es lo que no me ha convencido. La atmósfera y los escenarios son como parte de un sueño, recuerdan a algunas películas de David Lynch (posteriores a esta película).

(Editado)

Mucho ruido y pocas nueces. Iba a fregar los platos y me puse a ver esto. Qué mala idea! No para de venderte humo. La próxima vez me hago la manicura.

Bonita y algo sofisticada y atípica comedia musical. Lo más interesante es como mezcla la historia cotidiana de una pareja con canciones de fondo, o escenas de musical que protagonizan los mismos personajes, a través de artificios cinematográficos de todo tipo ..., cambios de iluminación, decorados ...

(Editado)
8

"When the movie is viewed with fresh eyes, the most captivating feature is this surreal Vegas -- its neon signs askew, as if reconfigured by Andy Warhol, and its preternaturally glistening streets a siren's call to an ever-new batch of suckers."

Ruthe Stein de San Francisco Chronicle