7,5

Confessions

· 102min.

Uno de los mayores éxitos del cine japonés en la última década, seleccionada al Oscar por su país, incluye música de Radiohead.
No disponible en tu país

Sobre la película

Uno de los mayores éxitos del cine japonés en la última década, seleccionada al Oscar por su país, incluye música de Radiohead, siendo la primera vez que el grupo británico cede una de sus canciones al cine oriental. Impasible ante una clase en la que reina el desinterés y el desorden, una profesora inicia un largo monólogo que culmina con una aplastante revelación: el accidente que acabó con la vida de su hija no fue tal, sino un asesinato perpetrado por dos de sus alumnos. De esta manera tan desconcertante comienza la nueva película de Tetsuya Nakashima, una pieza de orfebrería pura en la que se suceden las confesiones alrededor de un crimen del que ya conocemos los culpables y que aún así, hipnotiza al espectador mientras engrasa en la sombra su maquinaria vengativa. Un thriller fragmentado y glacial, y un estudio sociológico aterrador.

Dirección y reparto

Dirección:
Tetsuya Nakashima

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Japonés
Versión en Español
Audio: Español

Más información

Título original:
Kokuhaku
Género:
Thriller
País:
Japón
Ver ficha:
IMDB

Títulos similares

Ha sido una experiencia un tanto extraña, creo que por eso le voy a dar buena valoración. En ningún momento veía venir el siguiente paso. Por otro lado, las actuaciones y el guión me parece que quedan en segundo plano. Creo que con la idea tan buena que tiene de trasfondo jugando con "el bien y el mal" podría haber dado más de si. En general es envolvente, desgarradora. Consigue crear una atmósfera inquietante con el uso de la cámara lenta junto a la banda sonora.

(Editado)

Mientras más avanza el metraje más absurda y sin sentido es. He sido incapaz de terminar semejante despropósito.

Ejercicio de estilo. Violencia, trasfondo y mensaje queda diluido y anestesiado por las maneras de hacer, a la par fiel reflejo de una sociedad cada vez más absorbida por la imagen, trátese de lo que sea. Confesiones y reflexiones que no concuerdan ni responden, en demasiadas ocasiones, a quien las enuncia.

(Editado)

La idea y el comienzo es muy bueno...El desarrollo un tanto teenager cortavenas emo hasta el final se hace larga y tediosa, solo puedes ver lo locxs que están todxs todo el rato y ya. Comparado con todo el cine asiático que se cita en comentarios esto sería como ver crepúsculo y compararlo con una gran película de vampiros. Si eres EMO, te flipará este film.

Su premisa es aterradora, con una BSO que consigue elevar la atmósfera turbia.



Sin embargo, trascurrida la premisa inicial, empieza a convertirse en excesiva, perder credibilidad, y terminar de forma un poco incrédula. Es disfrutable y entretenida, pero su brillo se va apagando.

wandalush

Otra locura de Tetsuya Nakashima. Puede que un poco más comedido que en Kanakos World, pero con la misma fuerza y el mismo estilo libre.

Partiendo de un argumento un poco tramposo, es verdad que la resolución de la primera media hora impacta; pero el resto de la película da la sensación de pretender apurar hasta el final el vaso de la hiel sin aportar mucho más. Se supone que hay varios giros inesperados (no lo son tanto, en buena medida porque responden a las cadencias de la premisa inicial) y, sobre todo, que trata de mostrar cómo todo el mundo tiene una razón para hacer las cosas, pero sigue dando la sensación de que se trata de estirar el sabor de un chicle que ya hemos masticado lo suficiente al principio.

9

" Una pieza sorprendente, innovadora, abrumadora. Eso es indudable, la cuestión es, ¿hasta que punto es lícito narrar un profundo y violento estudio sociológico de estas caracterísiticas de forma tan lucida y pomposa?. El fondo queda devorado por la forma "

filmin de filmin

8

" Nakashima ofrece un fascinanante tratado sobre la venganza y la sociopatía de la juventud japonesa, y lo hace con un depurado, casi quirúrgico, estilo formal de irresistible belleza. "

Julián García de El Periódico

8

"La rigidez formal marcada por la estructura perpendicular de las aulas se empieza a romper a medida que lo hace la propia trama de la película. Su forma misma explosiona, a base de transgresiones visuales, imágenes en fuga. Escenas oníricas en las que los niños sueñan con estar fuera de esa clase. Chicos corriendo, salpicando los charcos. El viento agitando el cabello. Una mariposa que aterriza en una mano. Escenas imposibles. Flashbacks locos sin apenas continuidad que adelantan acontecimientos y luego dan marcha atrás."

Miguel Blanco de Transit