6,6

Centro Histórico

· 95min.

Al dar un paseo por Guimarães (la ciudad fundadora de Portugal), nos preguntamos: ¿Qué historias tiene que contarnos? La respuesta a esta pregunta la encontramos en las distintas voces
No disponible en tu país

Sobre la película

Al dar un paseo por Guimarães (la ciudad fundadora de Portugal), nos preguntamos: ¿Qué historias tiene que contarnos? La respuesta a esta pregunta la encontramos en las distintas voces de los cuatro realizadores, con visiones únicas del cine y que juntos participan en esta película. Las múltiples dimensiones de la historia provienen de la ficción y de la realidad; y es que las cosas, no son aquello que a primera vista parecen. Centro Histórico se divide en cuatro historias. CENTRO HISTÓRICO se divide en cuatro historias: El Tabernero, escrita y dirigida por Aki Kaurismäki. Dulce Exorcista, escrita y dirigida por Pedro Costa. Vidrios Partidos, escrita y dirigda por Víctor Erice y El Conquistador, escrita y dirigda por Manoel de Oliveira. 

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Portugués

Más información

Título original:
Historic Centre
Género:
Drama
País:
España
Estreno en cines:
20/12/13
Ver ficha:
IMDB

Bueno..., hay cuatro directores. Kaurismäki Víctor Erice me han encantado. Los dos sensibles, rudo también el primero pero claros y expresivos.
Manoel de Oliveira me ha dejado un poco inexpresivo y, por último, Pedro Costa me ha resultado inclasificable que es lo mejor que puedo decir de él. Np me he enterado de lo que decía, casi me ha desagradado y no sé qué tenía que ver con la película quitando que hablaban en portugués o quizá brasileiro, no sé. En fin, solo digo que no me he enterado no que sea malo.
Esperaba más pues soy enamorado de Portugal.

No conozco apenas a ninguno de los directores. El que más me ha gustado ha sido el primero, tan triste pero agradable. La idea de la película me parece bonita, pero me ha faltado alguna alguna conexión más evidente entre las historias.

atticus88

Sobre todo me gustó la historia de Kaurismaki, en la misma impone su sello personal, ese humor triste, y esas actuaciones hieráticas, empezando por la del tabernero (genial ese actor, asiduo en sus películas).. La historia de Pedro Costa me pareció demasiado críptica y engolada, demasiado arte y ensayo. La de Oliveira es un puro divertimento, pero bueno, este provecto señor, poco tenía que demostrar a esas alturas. Por último, la de Víctor Erice, director al que directamente adoro, me decepcionó, le falta sentimiento, aire, es demasiado mecánica.

daoudsarhandi

Una decepción. MIradas demasiado cerradas y controladas ante las posibilidades de un Centro Histórico que del cielo a la tierra es magníficamente infinita. No sé si por ser los cuatro hombres les falta el aire libre y la sensibilidad de dejar que la cámara contemple. Erice controla demasiado las entrevistas. Pedro Costa, es demasiado pretencioso e insoportablemente ilegible. Kaurismaki el clasico hombre solitario que incluso ya es predecible. Manoel de Oliveira, parece que en una sentada escribió la idea y así lo hizo, todo se ve rapido, poco elaborado, poco planeado. Los extras caminan por aqui por alla sin mucho sentido. Unas imagenes del centro y de un monumento. Todo sobreexpuesto con la cámara bailando en planos generales. Se sienten todas demasiados obsesionadas con superficialidad y pretenciosisdad, sin poca esperanza para que el propio espectador establezca vinculos de imaginación y libertad.

alfonsonorte

Erice me parece el realizador más honesto en esta irregular miscelánea.

Exceptuando el pasaje incomprensible de Pedro Costa, cada uno de los otros tres cineastas nos deja un buen poso en la boca. Pero hay uno, Víctor Erice, que vuelve a dejarnos una pequeña pieza maestra. Su sencillez y su limpieza son insuperables.

(Editado)
8

""Película nacida como manifiesto cinematográfico de Guimarães, en ella el episodio de Víctor Erice es otra muestra de su genio."

Javier Ocaña de El País

6

"O tasqueiro, un Kaurismaki en estado puro, se centra en una vieja taberna a través de la cual se evoca una forma de vida del pasado. Vidros partidos, de Erice, en cambio, nos muestra la transformación de una fábrica en cooperativa antes de su desaparición, siguiendo el modelo de Numax presenta, de Joaquín Jordá. En cuanto a la aportación de Pedro Costa, sus fans la encontrarán extraordinaria, pero a mi me parece que su cine es tan conceptual que acaba perdiendo los referentes. El único que se ajusta al encargo es el centenario Oliveira, que con una simple y divertida anécdota pone en evidencia como las ciudades se convierten en lugares pensados mas para los turistas que para sus habitantes."

Nuria Vidal de Fotogramas