Castillos de cartón
Castillos de cartón
SD V.E. 94 min NOTA USUARIOS: 5,6 NOTA PRENSA: 5,4 NR < 12 años

Castillos de cartón

Nacionalidad

España

Año de producción
Estreno en cines
Recaudación

54.620,00 €

Espectadores

8 771

Género

Drama

Distribuidora

Tornasol Films

Sobre la película Adriana Ugarte protagoniza "Castillos de cartón" una historia de amor basada en la novela de Almudena Grandes que cuenta el triángulo amoroso de tres estudiantes de Bellas Artes. María José, Jaime y Marcos compartirán su pasión por la pintura y algo más; una historia de amor que durará hasta que la época de aprendizaje termine y deban enfrentarse al mundo real.

Premios Te la recomendamos para... Temas

Dirección y reparto

Los comentarios despectivos y los spoilers serán moderados. Si tienes cualquier problema escríbenos a contacto@filmin.es
  • Avatar de tuyyodeviaje
    tuyyodeviaje

    Bellísimo final, aunque sólo sea por eso merece mucho la pena.

    7.0 7 2015-08-16 20:39:14
  • Avatar de rngranados
    rngranados

    Después de leer el libro .........

    2013-09-14 18:23:19
  • Avatar de jabi
    jabi

    Llegué a ella porque el director es el de esa gran adaptación (y muy flojo libro) que es "Mensaka". Y por Adriana Ugarte, que aquí se queda en simplemente la mejor de tres: Biel mantiene una pose engreída de la que no sale y Nilo se mueve mejor en una más difícil timidez. La película coloca el tema de la relación a tres en un contexto histórico (años 80) del que no saca ningún provecho. La relación de los padres de ella podría ser un contrapunto crítico que defiende la alternativa, pero no me queda claro por indefinido. Lo peor es que la evolución de la relación es a base de diálogos y que la misma avanza hacia un punto no sorprendente. Es como que no hubiera ninguna evolución a parte de la que se quiere marcar con los diálogos, pero esto no es una novela, es cine. Ni siquiera utiliza las múltiples escenas de sexo para dibujar la relación y hablo del propio sexo (ver "Nine Songs") y no de si ahora hay o no hay y con quien, siguiendo con el símil esto otro es como pintar con brocha gorda. Lo mejor es la fotografía.

    5.0 5 2011-10-02 18:55:30
  • Asier Aranzubia Cob de Cahiers du Cinema

    (...) de todas formas conviene señalar que, a pesar de ese querer y no poder que la caracteriza, la de García Ruíz es, al menos, una película que se atreve a transitar por caminos no demasiado trillados (el sexo como problema frente a la habitual gimnasia de cuerpos bellos) y que lo hace además de una manera más que solvente desde el punto de vista formal.

    6.0 6.0
  • Irene Crespo de Cinemanía

    Intento fallido de querer transmitirnos las emociones de los personajes con secuencias lentas y largas en las que no llegamos a entender porqué estos tres amigos deciden hacer un trío sexual y sentimental. Eso sí, a García Ruiz se le reconoce una gran mano en la dirección de sus actores con la acertada Adriana Ugarte.

    4.0 4.0
  • Jordi Costa de El País

    García Ruiz parece haber encontrado su toque personal en una cierta ataraxia, en un programático vaciado de toda pasión, que es, al mismo tiempo, virtud y punto débil: su cine se mantiene en los márgenes de una corrección más o menos académica, pero, en cada una de sus películas, se aprecia la discreta, inteligente y nada exhibicionista solución a un problema que otros directores ni siquiera se hubiesen planteado.

    6.5 6.5
  • Salvador Llopart de La Vanguardia

    Hay películas en las que crees imaginar al director luchando con su idea, como en Castillos de cartón. IntuyesaGarcía Ruiz definiendo los personajes, buscando la imagen que los refleje, a ellos y a sus conflictos interiores. Cómo quiere atrapar su circunstancia, los primeros ochenta de la movida madrileña. Observas lo bien que planifica y rueda... Y sin embargo ves cómo el esfuerzo se le escapa por los descosidos de la historia, llena de situaciones forzadas, en donde el silencio es silencio.

    5.0 5.0
  • Nando Salvà de El Periódico

    Se apunta una conexión íntima entre entre las actitudes que estos jóvenes tienen para el arte y las que tienen en la cama, pero carece de foco. En realidad, lo único explícito en "Castillos de cartón" son sus escenas de sexo, que sin embargo, por culpa de la repetición, caen en la asepsia y hasta en el tedio.

    3.0 3.0
  • Mirito Torreiro de Fotogramas

    La película propone un casi asfixiante, bien resuelto duelo afectivo entre los tres.
    Que la vida los vaya colocando a cada uno en su sitio, una vez acabado el dulce tiempo de los estudios, parece el final irremediable a la peripecia; pero a este curtido filmgoer le llama la atención que el film, como también ocurría con la reciente, incomprendida Dieta mediterránea (Joaquín Oristrell, 2009), plantee sin tapujos el deseo femenino, su voracidad, su no renuncia a nada. Es algo que el cine español nos había vedado durante demasiado tiempo.

    7.0 7.0
  • Carles Mir de Time Out

    La pintura i el sexe són els motors d’aquest film que ens parla d’uns joves motivats pel que fan, per la seva carrera, molt allunyats de la Movida que es vivia al Madrid de l’època. L’adaptació al cinema de la novel·la d’Almudena Grandes no era tasca fàcil, ni per les abundants seqüències de sexe explícit, ni per la reconstrucció dels anys vuitanta. Salvador García Ruiz, bon coneixedor del món adolescent i juvenil, realitzador de títols de tan bon record com Mensaka (1998) o El otro barrio (2000), surt airós del repte.

    6.0 6.0