7,6

Cargo 200

· 90min.

Nada escrito con palabras puede dar, ni por aproximación, una verdadera idea del poder virulento, transgresor y feroz que exuda esta sátira negra sobre los últimos días de la URSS.
No disponible en tu país

Sobre la película

Ninguna película de Balabanov, ni siquiera “Brother” o “War”, había causado el impacto que acompañaría el estreno de esta siniestra y contundente fábula sobre los últimos días de la Unión Soviética. “Cargo 200” toma su nombre de la forma en que eran denominados los cargamentos de soldados muertos en combate, que volvían de la guerra de Afganistán, para ser enterrados en su tierra natal.

1984. La URRS atraviesa la antesala de la Perestroika, y el régimen da sus últimos y más virulentos coletazos. Artem acude a visitar a su hermano, un alto cargo del oficial del Partido Comunista que vive en una pequeña población. Su hija está viéndose con un chico llamado Valery, que la lleva a fiestas donde corre el alcohol y se escucha heavy metal. Tras una de estas celebraciones, la chica desaparece. A partir de ahí, una serie de personajes e historias se entrecruzarán formando un tapiz en el que la violencia concluirá por desatarse de forma inapelable. Pero nada escrito con palabras puede dar, ni por aproximación, una verdadera idea del poder virulento, transgresor y feroz que exuda esta suerte de sátira negra, que oscila entre el thriller, la comedia grotesca y la crónica de sucesos. 

Dedicada a la lenta decadencia de la URSS, “Cargo 200“ conmocionó a Rusia. Algunos actores se negaron a actuar después de leer el guión, y fueron muchos los taquilleros de cine que se negaron a vender entradas para la película. Balabánov se encogió de hombros: “No es política, no hay ningún mensaje de ningún tipo. Sólo son mis sentimientos en aquel 1984”.

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos
Audio: Ruso • Subtítulos: Español y Inglés

Más información

Título original:
Gruz 200
Género:
Thriller
País:
Rusia

Títulos similares

Si, en efecto, el propósito de la película era mostrar la descomposición de la URSS mediante personajes sin motivaciones claras, humor negrísimo a base de asuntos sórdidos, y escenas hechas para escandalizar (lo siento, me parece que la provocación es un recurso facilón para conseguir audiencia; para mí lo realmente provocador es tratar de hacer una buena película), pues entonces lo han conseguido. Pero no puedo decir que sea una película no ya agradable de ver, sino siquiera interesante. A pesar de alguna escena con fuerza visual, no me entran ganas de ver la última media hora de película.

Una sociedad en descomposición, donde la moral hace tiempo que dejó al sujeto asfixiado por el óxido de una industria pesada que lentamente describe el paisaje ocre junto al gris de un telón celeste, que se derrumba sin esperanza de un nuevo día. El alcohol es la única noción común, la doctrina se transfiere del partido a la religión, la vida no aparece en ningún lugar, ni siquiera la muerte conmueve, puro nihilismo atroz. La psicosis es protagonista en un 1984 más allá de Orwell.

malto

Cierto, brutal, muy lograda película. Evidentemente no es propaganda soviética, que es quizá lo que algunos sólo toleran. Habrá que seguir conociendo el cine de este director.

(Editado)

Buena trama basado en hechos reales que demuestra la decadencia de una URSS en descomposición. Es la historia de Rusia de nunca acabar. Como siempre Balabánov nos deja un sabor agrio en la boca y con sus finales sorprendentes. Buen director y buena peli a pesar de lo escabroso del asunto que cuenta.

shakawy

Delirante adaptación de 'Santuario', de William Faulkner, que sirve a Balabánov para trazar con mano maestra una sarcástica alegoría de la decadencia material, política y moral de la última URSS, sobre el fondo real de la guerra de Afganistán. Con un lenguaje visual contundente, vigoroso y brillante, la peli mantiene magistralmente el pulso narrativo en una espiral de violencia y sordidez que roza con lo surrealista. Es dura de ver y de digerir, pero estamos ante una muestra de cine con mayúsculas.

las miserias de la decadencia

Me ha resultado una pelicula muy interesante, lo suficiente como para seguir conociendo la obra de este director, que por cierto me han dicho que fallecio.

9

"Art house meets grind house in Cargo 200, Alexey Balabanov's morbidly compelling thriller set in the Soviet Union."

Jeannette Catsoulis de NY Times

8

"Believe it or not, though, this is almost a comedy, albeit of the darkest shade. The dialogue is occasionally hilarious, the incongruous music adds a sardonic tone, and the gruesomeness ultimately tips over into absurdity. Perhaps with events this grim, you just have to laugh."

Steve Rose de The Guardian

8

"Lo que se está contando no es sólo un suceso terrible: es un retablo sobre el desmoronamiento de la Unión Soviética en clave de “thriller” faulkneriano (referencia literaria que, partiendo de pasajes casi calcados de “Santuario” y trasladada a la Madre Rusia, lleva en línea recta a Dostoievsky)."

Juan Carlos Gea de Cinevista Blog