7

Carelia: Internacional con monumento

· 90min.

Una de las obras mas reivindicables de nuestro cine en el presente año. Andrés Duque se adentra en la región perdida de Carela para desenterrar su pasado de purgas estalinistas.
No disponible en tu país

Sobre la película

Después de "Oleg y las raras artes", documental que en 2016 nos presentó a uno de los personajes más carismáticos de la no ficción contemporánea, Andrés Duque vuelve a tierras eslavas con esta película que desvela su otra cara: la del detective histórico, el narrador de relatos ocultos.

Carelia es una región situada entre Rusia y Finlandia, cuya cultura está desapareciendo a marchas forzadas. Por eso, a partir de su conmovedora amistad con una familia de la zona, con la que convive y conversa, Duque se propone desenterrar el pasado: las purgas estalinistas y la represión soviética, pero también los rigores crecientes de la globalización. Probablemente estemos ante una de las obras mas reivindicables de nuestro cine en el presente año.

Dirección y reparto

Dirección:
Andrés Duque

Premios y nominaciones

Audio y subtítulos

Versión Original con Subtítulos en Español
Audio: Varios

Más información

Título original:
Carelia: Internacional con monumento
Género:
Documental
País:
España

Títulos similares

Creo que es el peor documental que he visto en mi vida. Me interesaba el tema central pero el interés duró solo los primeros diez minutos... fragmentos inconexos de la vida ordinaria de unos tarados, mezclado con la historia delictiva de un señor, entre medias planos interminables de humo, piedras, árboles... todo completamente estéril e inerte... ausencia total de información y ausencia total de emoción alguna. A ello le sumamos un continuo zumbido de fondo como banda sonora que me obligó a quitar el sonido. Deleznable obra, que no aporta absolutamente nada. Increíble tomadura de pelo. Malísima. Pobre de nuestro cine si esta obra es "una de las más reivindicables", como dice filmin

(Editado)

Como residente en la Carelia finlandesa tenía mucho interés en esta película, pero me ha decepcionado.

Durante la primera hora sigue la vida cotidiana de una familia local rusohablante; habiendo decenas de miles de personas que todavía hablan carelio, no entiendo por qué seguimos a esta familia si queremos ver las "tradiciones" de la zona.

Durante la última media hora, sin relación con nada de lo anterior, nos habla de las víctimas del gulag y las políticas de la memoria en la Rusia de hoy. Esto es muy tendencioso, ya que por la zona pasaron varios ejércitos durante la Guerra Civil Rusa y durante la Segunda Guerra Mundial con su consiguiente rosario de atrocidades, pero esto se obvia y sólo se resalta lo malo malísimo que era el comunismo soviético (y ya de paso, también Putin).

(Editado)

Una mirada bella y honesta a lo que ni se ve ni se quiere ver.

9

"Andrés Duque traslada al espectador a una región fronteriza, remota y luminosa, donde conviven lo mitológico, puro, espontáneo y natural, con la crueldad pasada y presente."

Alfonso Rivera de Cineuropa