7,5

Between Fences

· 84min.

Un “César debe Morir” rodado en un campo de refugiados israelí. Los refugiados africanos enfrentados a la sociedad israelí en una película rebosante de preguntas abiertas.<br><br>

Sobre la película

Un “César debe Morir” rodado en un campo de refugiados israelí. Los refugiados africanos enfrentados a la sociedad israelí en una película rebosante de preguntas abiertas. Avi Mograbi, generalmente considerado uno de los realizadores israelís más independientes y feroces del momento, va al encuentro de solicitantes de asilo africanos en un campo en el medio del desierto del Néguev en el que han sido confinados por el estado de Israel. Juntos, utilizando técnicas del Teatro del Oprimido, ponen en cuestión la condición de los refugiados en Israel.

Este enfoque da a los solicitantes de asilo la oportunidad de hacer frente a sus propias experiencias de migración forzada y la discriminación a la que han tenido que hacer frente por parte de una sociedad israelí que ha decidido confundir el grito de ayuda con la infiltración terrorista. Cuando un grupo de israelíes se presenta, las dinámicas cambian. ¿Pueden los juegos de rol y los cambios de perspectiva aportar su grano de arena para fomentar una comprensión más profunda de otros puntos de vista? Esta es una película llena de preguntas abiertas.

Premios y nominaciones

Más información

Género:
Documental
País:
Israel

Títulos similares

La obra está ambientada en un centro de detención de extranjeros, similar a un CIE en territorio español. Llamarlo "centro de refugiados" es un eufemismo, aunque los actuales campos en territorio griego tienden a repetir ese modelo. La obra denuncia, por medio del teatro foro o teatro del oprimido, las condiciones indignas a que son sometidos los refugiados africanos en Israel. No tienen apenas posibilidades de construir un proyecto de vida, por lo que tienen que adaptarse a la mera supervivencia. Su historia crítica, que narran y dramatizan como protagonistas, oscila entre varios estadios que se han repetido en las vidas de algunos de ellos a lo largo de varios años: el asentamiento y los problemas de convivencia con el sector racista de la población israelí, el campo de refugiados (Holot) y la prisión propiamente dicha (Saharonim). La valla de entrada al país y la valla de salida son los límites que circunscriben su itinerario vital; de ahí el nombre de la película.

9

"Generally considered the most fiercely independent of Israeli filmmakers, documentarist Avi Mograbi (Z32, Once I Entered the Garden) returns to dance over the aching toes of his country’s establishment and the guilty consciences of his fellow countrymen, this time for the way they treat the African refugees pouring in their country over the last decade (...) Mograbi’s film itches enough to make the complacent culprits in this case, not only in Israel but elsewhere, feel uncomfortable."

Dan Fainaru de Screen

9

"Between Fences es una película sobre la identidad, sobre la identidad en una tierra de nadie. (...) Mograbi deja de lado el discurso personal y se pone al servicio de un dispositivo más teatral que cinematográfico (...) Al mismo tiempo, el propio dispositivo rompe la cuarta pared y parece demandar la participación de los espectadores, su integración en el espectáculo, aceptando, aunque sea por unos minutos, su condición de 'refugiados'."

Jaime Pena de Caimán Cuadernos de Cine